Archivo para abril 2008

El encanto de San Sebastián   Leave a comment

Muchas veces he escuchado que San Sebastián es una ciudad maravillosa, pero hasta hace unos días no tuve la oportunidad de comprobarlo. Es sin duda un lugar cosmopolita, moderno y en el que se respira una agradable atmósfera de tranquilidad y calidad de vida, algo que me hizo envidiar en parte a los habitantes de esta ciudad, aunque el frío, la nieve y el viento me hicieron cambiar de opinión.

Al igual que Bilbao, San Sebastián tiene una parte antigua, donde se concentran los bares, restaurantes típicos, los edificios más emblemáticos y característicos y los principales monumentos, como iglesias con varios cientos de años de antiguedad y fachadas dignas de una visita. Se trata de un barrio antiguo encantador, a orillas del mar y protegido por una pequeña montaña que ofrece un extraordinario paseo alrededor de la misma e impresionantes vistas desde lo más alto.

La parte nueva es también encantadora, con calles perpendiculares, anchas avenidas y amplias aceras por las que caminar. Allí se encuentra la Catedral de San Sebastián, desde la que se puede acceder al Boulevard de la ciudad a través de una alameda peatonal. También merece la pena pasear junto al río y observar las casas coloniales que lo bordean a ambos lados.

Pero lo más maravilloso de esta ciudad del norte de España son sus playas, y en especial la de la Concha, que se extiende varios kilómetros y que está bordeada por un precioso paseo marítimo donde el viento suele campar a sus anchas. La visión de la arena dorada y las rocas al fondo es impresionante, y merece la pena recorrer todo el paseo de un lado hasta el otro.

Carriles bici, una amplia oferta gastronómica, una preciosa playa bañada por el Cantábrico, una buena red de autobuses urbanos y un ambiente sofisticado y moderno en toda la ciudad son algunos de los alicientes de la capital de Guipúzcoa.

Anuncios

Publicado abril 2, 2008 por D.Ferrer en Ciudades de España

Bilbao y sus equivocados mitos   4 comments

Muchos son los rumores que corren por ahí diciendo que Bilbao es una ciudad fea, gris y sucia, y que en cambio San Sebastián es la repera. Bueno, pues he de decir aquí que es algo que en mi reciente visita a Bilbao y San Sebastián he visto que era falso, no por la parte de que San Sebastián está muy bien, porque hay que reconocer que es una ciudad preciosa y con una calidad de vida sorprendente, pero sí por la parte de que Bilbao es una ciudad fea y sucia.

Tal vez hace unos años Bilbao era una ciudad principalmente industrial, marcada por el uso que hacían las fábricas de la ría de Bilbao, pero hoy en día no es así. Bilbao se ha convertido en una ciudad preciosa, que acoge al visitante con los brazos abiertos y en la que se pueden disfrutar de tantos placeres o más que en la capital de la provincia vecina, San Sebastián.

Un casco viejo de calles peatonales, llenos de bares, restaurantes tradicionales y tiendas, con el encanto de unos edificios de arquitectura tradicional y todo el encanto del norte de España. Una parte nueva ultra-moderna, con calles que invitan a fotografiar cada rincón, jardines cuidados de un intenso verdor y sobre todo, una arquitectura vanguardista que difícilmente se puede observar en otra ciudad de la península. Marcada por la impresionante estampa del Museo Guggenheim junto al río, un precioso paseo de reciente construcción que bordea toda la ría por un lado y otro y que te anima a recorrerlo de punta a punta. La parte nueva, con calles rectas y perpendiculares entre sí, con un sistema de transporte rápido, efectivo y muy puntual… una ciudad con encanto. Su pequeño tamaño es una bendición para sus habitantes, que pueden estar seguros de poder ir mejorando su ciudad poco a poco sin el crecimiento abusivo que han vivido durante los últimos años otras ciudades de España, especialmente del sur y Madrid, donde el caos es la principal “virtud” de este crecimiento inconsciente.

Bilbao es simplemente una urbe que invita a hacer fotos en cada puente, con dos líneas de metro puntuales y que te acercan a las localidades vecinas de Portugalete y Getxo en solo unos minutos, además de otros pueblos de alrededor… la verdad es que la idea que tenía de Bilbao (la que me habían creado otras personas junto con mi opinión inicial tras una corta visita hace unos años en los que apenas pude disfrutar de la ciudad), ha cambiado radicalmente. Es una lástima que el tiempo sea algo gris y lluvioso durante el año, pero creo que si no fuese así los edificios no tendrían tanto encanto y no permanecerían impávidos al paso del tiempo, algo totalmente contrario a lo que pasa en las ciudades del sur de España, como por ejemplo Málaga, mi querida Málaga, en la que apenas quedan edificios de construcción tradicional y en la que el derrumbre y reconstrucción de otro edificio aún más alto y más “tocho” es algo muy normal… ¿por qué no existen ciudades con encanto como las del norte en el sur de España? ¿Qué tiene que ver el clima con todo ello?

De San Sebastián hablaré en otro momento, por el momento será suficiente con Bilbao.

Publicado abril 1, 2008 por D.Ferrer en Ciudades de España