Archivo para la categoría "Ciudades de España"

Visita al Museo Picasso y la Catedral de Málaga   2 comments

Uno de los laterales de "La Manquita"

Uno de los laterales de "La Manquita"

Durante las pasadas vacaciones de Navidad en España quise visitar algunos de los lugares que, como malagueño, me avergonzaba de no conocer aun. Esos lugares eran el Museo Picasso y la Catedral de mi ciudad. Suele pasar que conocemos hasta el último rincón de ciudades que están muy lejos de nuestras casas pero que aun no hemos visitado nunca el castillo o la iglesia de nuestro lugar de nacimiento… Yo quise corregir, en cierto modo, este hecho y me fui bien acompañado al centro de Málaga, una ciudad encantadora y llena de vida.

Callecitas de Málaga, al fondo, la Catedral

Callecitas de Málaga, al fondo, la Catedral

Primero visite “la manquita”, que es como se conoce a la Catedral de Málaga debido a que una de sus torres esta inacabada. La Catedral de Málaga es impresionante. Es un edificio enorme tanto por fuera como por dentro. A pesar de no poseer grandes tesoros en su interior, merece la pena pasearse por ella y observar cada rincón de la misma, que no lleva más de media hora. Es un templo agradable y sencillo en el que también se puede aprender mucho de la triste historia de Málaga. La entrada no es cara y además puedes utilizar una audio guía totalmente gratis.

Seguidamente seguimos nuestro recorrido por las callejuelas de Málaga. No sin haber hecho una paradita para tomar un cafelito rico como solo en Málaga saben hacer, nos dirigimos al Museo Picasso, uno de los lugares mas visitados del centro y que atrae a turistas de todo el mundo.

Lo cierto es que no esperaba quedar impresionado, y así fue. El arte de Picasso he de decir que no es mi favorito y el museo me pareció interesante aunque falto de grandes obras del artista. Muchos dibujos y algunos cuadros, aunque ninguno de renombre, dejan un gran margen de mejora al museo. Algo que si me encanto fueron tanto el Palacio que alberga el museo, que es una joya y esta maravillosamente restaurado, y los restos arqueológicos que se encuentran bajo el museo. Ambos detalles tan solo hacen que la visita al museo merezca la pena.

Desde aquí os animo a que lo visitéis y a que dejéis vuestra opinión, sea similar o no a la mía.

Anuncios

Publicado febrero 12, 2010 por D.Ferrer en Ciudades de España

Etiquetado con , ,

Cádiz, una ciudad abierta al mar   Leave a comment

Imagen que recuerda el malecón de La Habana. El paseo marítimo de Cádiz es una auténtica maravilla, aquí, sen las torres de la Catedral, al fondo

La capital gaditana es una auténtica joya, situada en una península y abierta completamente al Océano Atlántico, que se extiende bajo sus murallas sin un fin aparente. Cádiz, una ciudad que en otro tiempo vivió una época de esplendor y riqueza, es hoy una ciudad algo olvidada, que ve pasar los años sin demasiados sobresaltos añorando un pasado que fue mejor.

El Gran Teatro Falla

El Gran Teatro Falla

En sus calles se respira la historia de grandes acontencimientos como el descubrimiento de América y el tiempo en el que España fue la mayor potencia mundial. Hoy es una ciudad bien distinta, que puede sorprender por su belleza pero también por su aspecto demacrado que hace pensar que es un rincón olvidado del mundo. Para mí no hubo grandes sorpresas. Había estado muchas veces en la provincia de Cádiz pero nunca en su capital, y aprovechando unos días de vacaciones durante las navidades decidí acercarme a visitar esta pequeña ciudad donde se puede encontrar de todo, pero sobre todo uno se da cuenta de inmediato de que la gente es muy agradable, simpática y abierta. Son personas cercanas, buena gente, felices a pesar de los problemas que puedan tener.

Cádiz no es una ciudad rica en infraestructuras o negocios. Es una ciudad humilde, llana, al menos esa es la impresión que da. Es un lugar donde se puede comer bien a buen precio en cualquier bar, donde el café en la plaza del Ayuntamiento está riquísimo y donde se pueden encontrar rincones con mucho encanto detrás de cualquier esquina.

La playa de la Caleta

La playa de la Caleta

Hay muchos sitios destacables en Cádiz, El Gran Teatro Falla es uno de ellos. También está la Catedral, que se cae a pedazos y aun sigue siendo hermosa. También se puede disfrutar de las antiguas murallas de la ciudad… pero de todos los lugares que visité yo me quedo con el paseo marítimo que recuerda mucho al malecón de La Habana. Es aquí donde Cádiz es diferente, especial. Y puede sorprender pensar en los muchos años que sus espigones han estado golpeada por el oleaje del Atlántico y con los fuertes vientos, incansables y que no dan tregua. Desde este paseo se puede contemplar la caída del sol, más allá del horizonte, y ver colorearse el cielo como en ningún otro lugar del mundo.

Publicado enero 12, 2010 por D.Ferrer en Ciudades de España

Etiquetado con , ,

Monasterio de Piedra, sorprendente y desconocido para muchos   3 comments

A algo más de 100 kilómetros de Zaragoza, dirección Madrid, nos encontramos con un lugar increíble por su belleza natural dentro de un paraje donde el agua reina a sus anchas, un rincón de Aragón desconocido para muchos y que a todos deja con la boca abierta. Este lugar es el Monasterio de Piedra, en la localidad de Nuévalos, a tan solo un par de kilómetros del centro de la misma.

Una de las muchas cascadas del Monasterio de Piedra

Una de las muchas cascadas del Monasterio de Piedra

El Monasterio de Piedra es uno de esos lugares que se puso a mi paso sin yo buscarlo y que logró encandilarme de una forma que no imaginaba. Se trata de un paraje natural de increíbles casacadas, grutas de cientos de metros e imágenes indescriptibles en un perfecto estado de conservación y donde se mezcla la mano del hombre con la de la naturaleza.

Primera cascada del camino

Primera cascada del camino

Al Monasterio de Piedra llegué casi por casualidad y por consejo de un familiar, sin demasiado tiempo y de paso. Cuál fue mi sorpresa que no solo dediqué mucho más tiempo del que esperaba a recorrer todo el circuito natural, sino que marqué aquel sitio como un lugar al que volver a disfrutar de todo un día, como merece. Es sin duda un lugar idóneo para disfrutar con toda la familia de un día de campo en un paraje espectacular, o simplemente realizar senderismo por una ruta marcada y que nos lleva por un sinfín de cascadas a cada cual más sorprendente. ¡No olvide ropa cómoda, calzado deportivo, agua y, dependiendo de la época, buenas prendas de abrigo, ya que el lugar es bastante fresco!

El lugar recibe este nombre de un antiguo Monasterio que hoy día es un hotel rural de gran belleza y que posee ruinas de lo que fuera en su día la iglesia del mismo, además de numerosas salas en las que se realizaban diferentes labores relacionadas con la elaboración de vino y chocolate, ya que presume de ser el primer lugar de todo el viejo continente donde se fabricó este precioso alimento venido desde las Américas. La visita al Monasterio es bastante ilustrativa, no está mal, pero sin duda el verdadero atractivo de este lugar es su Parque Natural, un lugar para disfrutar de todo un día, de varios kilómetros de longitud que nos lleva entre árboles centenarios de gran altura,

Interior de la gruta

Interior de la gruta

numerosas cascadas a cada cual más sorprendente, cavernas construidas bajo piedra en la que podemos tocar las paredes húmedas que filtran el agua, miradores que nos permiten disfrutar de la visión de la caída del agua, un maravilloso río, el conocido como el “lago del espejo” (en tratamiento por las algas en el momento de mi visita”, una completa piscifactoría y, como no, lo más sorprendente y maravilloso de todo: una gruta bajo la cascada llamada “cola de caballo” de película, uno de esos lugares que sólo pensamos que existen en países exóticos hasta que nos damos cuenta que en este rincón de Aragón también podemos encontrarlo. Es un increíble lugar que nos invita a la tranquilidad, a la fotografía y el disfrute de los elementos. Bajo el rumor de la cascada que deja entrar la luz del exterior, una zona que se antoja prehistórica donde las gotas filtradas por la tierra y la roca caen como una lluvia creando un pequeño lago subterráneo. Junto a él, un pequeño pasillo nos permite llegar hasta lo más profundo de la gruta para observarla en toda su magnitud. Y para salir de ella hay que atravesar la montaña por una extensa cueva donde el agua se filtra creando un ambiente muy húmedo y oscuro, algo maravilloso.

Lago del Espejo

Lago del Espejo

Tanto si deciden pasar unos días en los alrededores de Zaragoza como si tan solo van a pasar por allí desde Madrid, el Monasterio de Piedra, en Nuévalos, es un lugar que merece una visita, no lo duden. En los alrededores podrán encontrar Calatayud, una pequeña ciudad con un casco antiguo también precioso; y por supuesto el embalse de La Tranquera, que invita a realizar más de una foto desde los diferentes miradores de la zona. Las carreteras son comarcales desde Calatayud hasta el Monasterio, y tras visitarlo hay que volver a Nuévalos para regresar a la autovía, pero merece la pena reservar un día para este rincón donde el agua ha decido instaurar su reino. ¡Esto sí que es una Expo del Agua!

Publicado septiembre 8, 2008 por D.Ferrer en Ciudades de España

Etiquetado con , , , , , ,

EXPO ZARAGOZA 2008: DECEPCIÓN   2 comments

Durante este verano he tenido la mala suerte de poder asistir a la Expo Zaragoza 2008, la “Expo del Agua”, y me he llevado una tremenda decepción ya que lo que he encontrado allí es muy diferente a lo que esperaba, muy pocas cosas son interesantes y lo único de lo que puedes estar seguro es de tener que esperar largas colas de horas para entrar en diversos pabellones y muy poca riqueza en cuanto a elementos interactivos para entretener y hacer disfrutar al visitante.

La Expo Zaragoza es un engaño, desde el primer momento te dicen que merece la pena comprar la entrada de varios días para verla, este es el primer robo, ya que la Expo podría verse perfectamente en un día, solo que las colas son tan enormes que es imposible hacerlo y, además, lugares como el Pabellón de España y el Acuario Fluvial, de los más interesantes si algo hay que salvar de la exposición, son incompatibles, ya que necesitan de un “Fast Pass”, que es una entrada especial que hay que sacar en el mismo recinto y para la cual hay que esperar largas esperas de pie y al sol por la mañana, ya que si esperas a sacarla más tarde te quedas sin ver dichos pabellones. El Fast Pass te permite entrar al Pabellón de España y al Acuario Fluvial a ciertas horas determinadas, no sin haber esperado una cola también interesante, marca de la casa. Pero hasta que usas la entrada para uno de ellos no puedes sacar para el otro, con lo cual se convierte en algo incompatible en el mismo día, ya que a media mañana están agotadas las entradas para estos dos lugares. Consecuencia: necesitas dos días de largas colas y esperas interminables nada más entrar en el recinto para ver los dos pabellones: ¡¡¡¡ENGAÑO!!!!

Por otro lado, los pabellones en general son bastante pobres, algunos con mercadillos de bisutería y otros con tiendas de alfombras, una muestra muy triste de lo que pueden ofrecer los distintos países presentes en la Expo. Además, hay muchos de ellos que apenas tienen algo en relación con el agua, tal vez una fuente, unas fotos de ciudades junto a ríos o unos mensajes tópicos que intentan “concienciar” de la importancia del agua sin ofrecerte nada más, ni siquiera un simple televisor ofreciéndote imágenes o una persona explicándote… la mayoría de los pabellones intentan venderte el país, es, desde mi punto de vista, una gran exposición turística, pero con la salvedad de que tienes que hacer 30 minutos de cola en la entrada de todo pabellón aunque éste solo te ofrezca un bar bastante caro en su interior y chorritos de agua cayendo desde el techo…

Me arrepentí desde el mismo momento de entrar, la entrada, además, es cara, entre 35 euros un día para una persona normal y bonos de más de 70 para tres días. Es una pena que en la ciudad los lugares de información te digan que es recomendable comprar el bono de tres días y que mucha gente lo haga… sinceramente, me parece que se engañan a miles de personas cada día y que el sentimiento general del visitante de la expo es de decepción, de engaño y de estafa.

Por lo demás, mi viaje a Zaragoza estuvo bien, la Basílica del Pilar es bastante sorprendente y el Palacio de la Aljafería es un lugar merecedor de una visita, prácticamente lo mejor de esta gran capital un poco ausente de monumentos. El alojamiento es, por otro lado, bastante caro debido a la Expo, ya que todo el mundo quiere sacar tajada durante el verano. Dentro de un mes, cuando la exposición finalice, hablarán de éxito de visitantes, no lo dudo, espero que también se hable del sentimiento de decepción de los mismos.

Publicado agosto 25, 2008 por D.Ferrer en Ciudades de España

Etiquetado con ,

El encanto de San Sebastián   Leave a comment

Muchas veces he escuchado que San Sebastián es una ciudad maravillosa, pero hasta hace unos días no tuve la oportunidad de comprobarlo. Es sin duda un lugar cosmopolita, moderno y en el que se respira una agradable atmósfera de tranquilidad y calidad de vida, algo que me hizo envidiar en parte a los habitantes de esta ciudad, aunque el frío, la nieve y el viento me hicieron cambiar de opinión.

Al igual que Bilbao, San Sebastián tiene una parte antigua, donde se concentran los bares, restaurantes típicos, los edificios más emblemáticos y característicos y los principales monumentos, como iglesias con varios cientos de años de antiguedad y fachadas dignas de una visita. Se trata de un barrio antiguo encantador, a orillas del mar y protegido por una pequeña montaña que ofrece un extraordinario paseo alrededor de la misma e impresionantes vistas desde lo más alto.

La parte nueva es también encantadora, con calles perpendiculares, anchas avenidas y amplias aceras por las que caminar. Allí se encuentra la Catedral de San Sebastián, desde la que se puede acceder al Boulevard de la ciudad a través de una alameda peatonal. También merece la pena pasear junto al río y observar las casas coloniales que lo bordean a ambos lados.

Pero lo más maravilloso de esta ciudad del norte de España son sus playas, y en especial la de la Concha, que se extiende varios kilómetros y que está bordeada por un precioso paseo marítimo donde el viento suele campar a sus anchas. La visión de la arena dorada y las rocas al fondo es impresionante, y merece la pena recorrer todo el paseo de un lado hasta el otro.

Carriles bici, una amplia oferta gastronómica, una preciosa playa bañada por el Cantábrico, una buena red de autobuses urbanos y un ambiente sofisticado y moderno en toda la ciudad son algunos de los alicientes de la capital de Guipúzcoa.

Publicado abril 2, 2008 por D.Ferrer en Ciudades de España

Bilbao y sus equivocados mitos   4 comments

Muchos son los rumores que corren por ahí diciendo que Bilbao es una ciudad fea, gris y sucia, y que en cambio San Sebastián es la repera. Bueno, pues he de decir aquí que es algo que en mi reciente visita a Bilbao y San Sebastián he visto que era falso, no por la parte de que San Sebastián está muy bien, porque hay que reconocer que es una ciudad preciosa y con una calidad de vida sorprendente, pero sí por la parte de que Bilbao es una ciudad fea y sucia.

Tal vez hace unos años Bilbao era una ciudad principalmente industrial, marcada por el uso que hacían las fábricas de la ría de Bilbao, pero hoy en día no es así. Bilbao se ha convertido en una ciudad preciosa, que acoge al visitante con los brazos abiertos y en la que se pueden disfrutar de tantos placeres o más que en la capital de la provincia vecina, San Sebastián.

Un casco viejo de calles peatonales, llenos de bares, restaurantes tradicionales y tiendas, con el encanto de unos edificios de arquitectura tradicional y todo el encanto del norte de España. Una parte nueva ultra-moderna, con calles que invitan a fotografiar cada rincón, jardines cuidados de un intenso verdor y sobre todo, una arquitectura vanguardista que difícilmente se puede observar en otra ciudad de la península. Marcada por la impresionante estampa del Museo Guggenheim junto al río, un precioso paseo de reciente construcción que bordea toda la ría por un lado y otro y que te anima a recorrerlo de punta a punta. La parte nueva, con calles rectas y perpendiculares entre sí, con un sistema de transporte rápido, efectivo y muy puntual… una ciudad con encanto. Su pequeño tamaño es una bendición para sus habitantes, que pueden estar seguros de poder ir mejorando su ciudad poco a poco sin el crecimiento abusivo que han vivido durante los últimos años otras ciudades de España, especialmente del sur y Madrid, donde el caos es la principal “virtud” de este crecimiento inconsciente.

Bilbao es simplemente una urbe que invita a hacer fotos en cada puente, con dos líneas de metro puntuales y que te acercan a las localidades vecinas de Portugalete y Getxo en solo unos minutos, además de otros pueblos de alrededor… la verdad es que la idea que tenía de Bilbao (la que me habían creado otras personas junto con mi opinión inicial tras una corta visita hace unos años en los que apenas pude disfrutar de la ciudad), ha cambiado radicalmente. Es una lástima que el tiempo sea algo gris y lluvioso durante el año, pero creo que si no fuese así los edificios no tendrían tanto encanto y no permanecerían impávidos al paso del tiempo, algo totalmente contrario a lo que pasa en las ciudades del sur de España, como por ejemplo Málaga, mi querida Málaga, en la que apenas quedan edificios de construcción tradicional y en la que el derrumbre y reconstrucción de otro edificio aún más alto y más “tocho” es algo muy normal… ¿por qué no existen ciudades con encanto como las del norte en el sur de España? ¿Qué tiene que ver el clima con todo ello?

De San Sebastián hablaré en otro momento, por el momento será suficiente con Bilbao.

Publicado abril 1, 2008 por D.Ferrer en Ciudades de España