Archivo para enero 2010

Semana de mucho frío   3 comments

Vaya semanita que llevamos… ¡¡no hay manera de entrar en calor!! Durante mis días en Dusseldorf de esta semana no hemos estado en positivo ni un día ¡Qué frío! incluso el martes durante el día la temperatura no pasó de -7 grados, y por la noche llegamos a incluso -10. Ha sido impresionante, pocas veces he pasado tanto frío. A mí, que me encanta pasear y mezclarme con la gente y con la ciudad, me ha costado salir del hotel salvo para comer con Lidia… y el trayecto era algo parecido a una aventura en el polo norte, tremendo.

No es ninguna extraña, es Lidia, y no está en el polo norte, es en Rijen, junto a su empresa, muy cerquita de Tilburg

No es ninguna extraña, es Lidia, y no está en el polo norte, es en Rijen, junto a su empresa, muy cerquita de Tilburg

El lunes volvió a nevar bastante y la nieve ha permanecido hasta casi hoy, cuando ha llovido y por ello se ha deshielado todo un poco. Pero el invierno no da tregua todavía y seguiremos con temperaturas bajo cero durante unos cuantos días. Por suerte ya se ve el final del invierno allá por marzo, tan solo a un mes y medio, y creo que enero es el peor mes y ya está casi acabado, veremos febrero…

Por lo demás sigo disfrutando de mis días en Dusseldorf, que reparto entre cortos paseos con paradas en cafeterías y lugares bien calentitos, y estancias en el hotel donde me he creado una rutina de estudio-búsqueda de trabajo por internet que me llena la mañana. Por el momento sigo sin noticias acerca de nuevos trabajos, aunque no dejo de mirar y de enviar mi currículum. Ahora estoy ampliando la búsqueda a lugares algo más lejos de Tilburg, ya que la mayoría de trabajos en empresas en las que no se requiera un holandés muy bueno están en la zona de las grandes ciudades, el Randstad, como se llama aquí, que es la zona donde se concentra la mayoría de la población: Amsterdam, La Haya y Rotterdam, además de sus alrededores y por supuesto Utrecht, que me sigue pareciendo una ciudad preciosa. No me apasiona tener que desplazarme demasiado para trabajar, ya que considero que trabajar cerca de casa es calidad de vida, pero no es momento para comodidades.

Por otro lado y hablando de trabajos y de vocaciones, me ha encantado este reportaje de El País Semanal, que siempre tiene unos contenidos muy interesantes: http://www.elpais.com/articulo/portada/aporta/actual/trabajo/elpepusoceps/20100117elpepspor_9/Tes , en este reportaje varias personas hablan de sus experiencias en cuanto al crecimiento personal que han vivido gracias a darse cuenta de que su trabajo no los hacía felices y haberlo dejado para buscar su vocación. Me ha parecido un reportaje muy interesante e inspirador.

Autofoto

Autofoto en la nieve

Publicado enero 29, 2010 por D.Ferrer en Uncategorized

Revolución en el equipo   Leave a comment

La situación en el equipo va cada vez a peor. Este fin de semana hemos vuelto a perder. Pero eso no es lo peor de todo, y es cada vez estamos jugando peor y perdiendo por más puntos. Haciendo el ridículo. El equipo está desastroso y hemos decidido, los jugadores, comenzar una revolución.

Volviendo del último partido, que perdimos por más de 30 puntos en Groningen, a 3 horas de Tilburg, decidimos que nuestro problema es una clara falta de motivación y disciplina. En este momento no hay equipo dentro del campo y hemos dejando de respetarnos como compañeros y, sobre todo, hemos perdido toda fe en el entrenador, si es que la tuvimos en algún momento.

Lo cierto es que desde casi el principio de la temporada había varios jugadores descontentos con el entrenador. No salían las cosas bien, no disfrutábamos en los entrenamientos, no había competitividad y los ejercicios eran muy repetitivos, tanto que las 2 horas de entrenamiento se hacían eternas. Además, todos pensábamos que los sistemas de ataque no se adaptaban para nada a nuestro tipo de jugadores y que la defensa se había olvidado por completo. En cierto momento cuando empezaron las derrotas hablamos con el entrenador para cambiar algo de todo esto, pero resultó que tras varias semanas nada había cambiado, seguímos haciendo los mismos ejercicios durante media hora de entrenamiento, sin intensidad y con falta de actitud. Cierto es que estas dos cosas deben salir en primer lugar de los jugadores, pero no nos engañemos, cuando el entrenador deja de pedírtelas y sabes que dar más o menos en los entrenamientos no va a afectar en absoluto a los minutos que juegues… que solo importa meter más puntos, pues, al final, los jugadores se relajan y caen en una dinámica de la que es muy difícil salir.

Durante la vuelta del viaje a Groningen hablamos todos en el microbús (sin el entrenador), y llegamos al acuerdo de que ninguno de nosotros estaba contento con él como entrenador, que ya no creemos en él ni lo respetamos como tal, y que por lo tanto lo mejor es ser francos y decirle lo que pensamos. Sabemos que la única solución en este momento es un cambio radical, y creemos que lo mejor para todos es cambiar el entrenador. Así que hemos planteado esta “revolución” en la que los jugadores vamos a intentar librarnos del mister. En unos días sabremos qué ocurre…

Publicado enero 25, 2010 por D.Ferrer en baloncesto

Etiquetado con , ,

Pensándome lo de freelance…   3 comments

Bueno, bueno, pues ha llegado el momento de tomar una decisión. Sigo buscando un nuevo trabajo en Holanda, una nueva oportunidad en este país de oportunidades en el que no falta el trabajo, aunque encontrar lo que a un español le gusta no es facil… A las pocas horas que hago cada semana como profesor de español quiero sumar algunas más para completar una jornada normal. La verdad es que desde la llegada de las vacaciones en España me siento bastante aburrido y necesito algo más. Los días en Dusseldorf me gustan, pero la verdad es que cada vez se me hacen más largos y me cuesta llevar una rutina productiva, así que ha llegado el momento de encontrar algo ya, y  a ser posible bueno.

Y desde hace una semanilla hay una posibilidad bastante interesante, que es la de ser Entrenador Personal en un gimnasio muy cerca de Tilburg. Es una posibilidad que ya se me ha planteado otras veces, primero en Marbella cuando terminé el curso de lo mismo y me ofrecieron quedarme en el gimnasio, aunque no acepté porque pensé que un trabajo de periodista era mucho más interesante para mí… solo que aquél trabajo de periodista requería 12 horas diarias… y no duró mucho, tan solo 6 meses. Luego surgió la posibilidad de trabajar de Entrenador Personal cuando llegué a Holanda, para la cadena Fitness First. Esta trabajo suponía ser autónomo, buscar mis propios clientes en el gimnasio y además tener que pagar una cantidad mensual al gimnasio por utilizar sus instalaciones… eran demasiadas dificultades y requisitos para un recién llegado a este país, así que decidí centrarme en mi otro trabajo: profesor de español, que me ilusionaba mucho. Además, aproveché mis ratos libres para mejorar mi holandés y también formarme como profesor, que falta me hacía… y me hace.

Ahora vuelve a presentarse la posibilidad de trabajar en un gimnasio, esta vez en la cadena Health City. En general es muy parecido a lo que ya me ofrecieron hace más de un año, pero esta vez no debo pagarle nada al gimnasio ya que estaría contratado por una compañia que lo paga todo por mí. Sí tendría que buscarme los clientes, algo para lo que me siento más capacitado ahora gracias a mi holandés, aunque, no me voy a engañar, no me veo haciendo amigos en el gimnasio… pero es algo que tendría que superar. Lo cierto es que tendo dudas, y más que eso, tengo algunos temores. Primero me da miedo enfrentarme al hecho de ser autónomo, y por más que lo pienso me parece una tontería, ya que para ser profesor de español ya lo voy a tener que hacer. Por otro lado me impone mucho el tema de buscar los clientes, pero supongo que es algo que en algún momento, si es que me gusta esto de entrenador personal, tendré que hacer.

Lo cierto es que me gusta, siento que el deporte es algo que siempre me ha gustado y a lo que me encantaría dedicar mi vida. Pero también es cierto que he considerado el deporte siempre como algo complementario de otras cosas, ya fueran mis estudios o mi trabajo. Centrarlo todo en el deporte puede suponer dos cosas, que esté encantado o que me aburra de los gimnasios y de la gente que los frecuenta… ya que no soy un amante de pasar horas metido entre pesas, sino que me gustan las actividades de otro tipo, como el baloncesto, la natación o incluso el fútbol…

Cómo véis, muchas dudas, muchas cuestiones en mi cabeza que me encantaría aclarar. Tal vez sólo necesito un poco de determinación. La determinación que es necesaria para embarcarse en algo que te gusta y por lo que apuestas. Por el momento pienso mucho y hablo con la gente que me rodea. Pero también sigo buscando otras cositas por internet, no sé si con la esperanza de que algo bueno surja de repente y me resuelva todas mis dudas… Lo que sea, será pronto, o al menos eso siento yo.

Düsseldorf en invierno   Leave a comment

Hielo en Dusseldorf

Hace tan solo unas semanas hacía esta misma imagen, que se puede comparar, donde no había ni nieve ni hielo en el canal, donde se ven las huellas de algunos atrevidos que se han tomado la instantánea junto al tritón

Como es lógico en estas fechas invernales, Dusseldorf está completamente blanca. La ciudad está cubierta por un manto blanco de nieve que cayó apenas una semana y que poco a poco va desapareciendo hasta que una nueva nevada lo cubre todo y deja una estampa impresionante.

Lo cierto es que la ciudad está preciosa con todo blanco, pero esto significa que hace mucho frío y no apetece nada estar en la calle como antes de Navidad. El aspecto en las calles también es distinto, ya no están con tanta gente en todo momento, sino que están llenas las cafeterías y algunos restaurantes a hora punta. Durante el resto del día la actividad es bastante menor que durante las semanas previas.

El Rin, bordeado por la nieve

El Rin, bordeado por la nieve

Yo he aprovechado para hacer algunas fotos, disfrutar de la nieve, que a mí me sigue pareciendo un auténtico privilegio al alcance de mi mano. No puedo evitar tocarla cuando veo zonas “vírgenes”, sin huellas, donde la nieve en polvo está aún fresca, como recién caída. Aún no he hecho “el ángel”, que es tumbarse en la nieve y mover los brazos y piernas de forma que parece que tienes “alas y túnica”, pero me lo estoy pensando… ¡solo tiene que pillarme con la ropa adecuada! También me encanta pasar por donde más nieve hay, allí donde la botas (porque voy con las botas que me compré hace años para ir a Oxford y las cuales ahora estoy amortizando) se hunden varios centímetros. Es una sensación fantástica, como pisar en un arbusto blandito que se va aplastando… no sé, quien lo ha hecho lo sabe, supongo.

Pos supuesto tampoco han faltado las bolas de nieve, y alguna se la he lanzado a alguien, invitando a comenzar una guerra de bolas… Algo que tengo muchas ganas de hacer es un muñeco de nieve, es algo que nunca he hecho (ilusiones de una persona de sol y playa, qué le vamos a hacer…) También disfruto cuando nieva, la sensación de los copos cayendo sobre tu ropa sin mojarte, o acariciándote la cara, es indescriptible, genial.

Huella

Aquí veis lo que quiero decir... a veces una imagen vale más que mil palabras... aunque también a una palabra se le pueden poner mil imágenes, ¿verdad?

Se pasa mucho frío en la calle, es cierto, pero para ello voy bien preparado, vestido con ropa de invierno de esa que nunca utilizaría en Málaga y que todos nos compramos allí y sacamos a lucir cuando el termómetro baja de los 15 grados… ¡uy, qué frío! Aquí no superamos los 0 grados durante el día, y por la tarde comienza a helar y los termómetros suelen marcar entre -2 y -4 aunque, como digo, es bastante soportable. Además, siempre está la posibilidad de meterse en una de las muchas cafeterías que hay en Dusseldorf, pedirse un Capuccino o un Café Latte y dejar que la calefacción vuelva a calentar tus manos y cara. ¡Qué no daría yo por un refresquito en una terraza de mi Estepona mirando al mar en algunos momentos!

Publicado enero 13, 2010 por D.Ferrer en Dusseldorf

Etiquetado con , , ,

Cádiz, una ciudad abierta al mar   Leave a comment

Imagen que recuerda el malecón de La Habana. El paseo marítimo de Cádiz es una auténtica maravilla, aquí, sen las torres de la Catedral, al fondo

La capital gaditana es una auténtica joya, situada en una península y abierta completamente al Océano Atlántico, que se extiende bajo sus murallas sin un fin aparente. Cádiz, una ciudad que en otro tiempo vivió una época de esplendor y riqueza, es hoy una ciudad algo olvidada, que ve pasar los años sin demasiados sobresaltos añorando un pasado que fue mejor.

El Gran Teatro Falla

El Gran Teatro Falla

En sus calles se respira la historia de grandes acontencimientos como el descubrimiento de América y el tiempo en el que España fue la mayor potencia mundial. Hoy es una ciudad bien distinta, que puede sorprender por su belleza pero también por su aspecto demacrado que hace pensar que es un rincón olvidado del mundo. Para mí no hubo grandes sorpresas. Había estado muchas veces en la provincia de Cádiz pero nunca en su capital, y aprovechando unos días de vacaciones durante las navidades decidí acercarme a visitar esta pequeña ciudad donde se puede encontrar de todo, pero sobre todo uno se da cuenta de inmediato de que la gente es muy agradable, simpática y abierta. Son personas cercanas, buena gente, felices a pesar de los problemas que puedan tener.

Cádiz no es una ciudad rica en infraestructuras o negocios. Es una ciudad humilde, llana, al menos esa es la impresión que da. Es un lugar donde se puede comer bien a buen precio en cualquier bar, donde el café en la plaza del Ayuntamiento está riquísimo y donde se pueden encontrar rincones con mucho encanto detrás de cualquier esquina.

La playa de la Caleta

La playa de la Caleta

Hay muchos sitios destacables en Cádiz, El Gran Teatro Falla es uno de ellos. También está la Catedral, que se cae a pedazos y aun sigue siendo hermosa. También se puede disfrutar de las antiguas murallas de la ciudad… pero de todos los lugares que visité yo me quedo con el paseo marítimo que recuerda mucho al malecón de La Habana. Es aquí donde Cádiz es diferente, especial. Y puede sorprender pensar en los muchos años que sus espigones han estado golpeada por el oleaje del Atlántico y con los fuertes vientos, incansables y que no dan tregua. Desde este paseo se puede contemplar la caída del sol, más allá del horizonte, y ver colorearse el cielo como en ningún otro lugar del mundo.

Publicado enero 12, 2010 por D.Ferrer en Ciudades de España

Etiquetado con , ,

Títulos para no leer   Leave a comment

Portada de La Clave GaudíTodos tenemos algún libro que nos ha apasionado de principio a fin. Normalmente tenemos varios, yo tengo muchos, pero de ellos no voy a hablar hoy. Hoy quiero hablar del último libro que terminé y que no quiero recomendar a nadie. Cierto es que a veces cualquier publicidad es buena, y tal vez con nombrarlo aquí lo único que hago es levantar la curiosidad de algún lector… pero la verdad es que hay muchos libros en el mundo para dedicar el tiempo a este.

El libro en cuestión es La clave Gaudí, de Esteban Martín y Andreu Carranza. Es un libro con un argumento muy atractivo como es la vida de Antonio Gaudí y sus obras en Barcelona, pero desde el principio se nota que está mal escrito y que los autores no han sabido qué hacer con un material que bien trabajado podría dar lugar a un best seller.El templo de la Sagrada Familia, en Barcelona

Es una novela cortita, falta de detalles e incluso con algunos errores de concordancia dentro de sí misma. En fín, un libro que no pasará a la historia. A mí me ha recordado a las películas que se hacen de los libros, que suelen ser mucho peores y faltas de detalles. Este libro es así, como una película que ha tenido que adaptarse a la gran pantalla porque llevar el libro al completo es imposible. Es una novela en lo que todo ocurre deprisa y sin sentido, de una forma demasiado imaginativa para un libro que intenta parecer realista.

Se por algo lo salvaría es porque habla de las obras de Gaudí en Barcelona y las describe a veces de forma atractiva. Espero que mi próximo libro, El Fuego, me quite el mal sabor de boca que me dejó La Clave Gaudí.

Publicado enero 6, 2010 por D.Ferrer en libros

Etiquetado con , ,

¿Es necesario aprender holandés para vivir en Holanda?   36 comments

LLevo ya un año viviendo y trabajando en Holanda, en este año han pasado muchas cosas, la mayoría de ellas buenas. La experiencia de vivir en Holanda está siendo fantástica. A diferencia de en Oxford, aquí me ha encontrado adaptado desde el primer mes. La experiencia es un grado, sin duda, y vivir en Inglaterra durante más de un año me ha valido para saber qué es lo que quería desde el primer momento aquí, en Tilburg,  no solo en cuanto al lugar donde quería vivir, sino también de la forma y la compañía.Molino de Holanda

Como decía, llevo ya más de un año viviendo aquí, y en este tiempo he aprendido mucho holandés, la lengua de este país, que no resulta nada fácil al principio. En este tiempo he conocido a muchos españoles, la mayoría de mi antiguo trabajo como profesor de español. La mayoría de ellos llevan aquí muchos años y la mayoría también me aseguraba que mi progreso en el holandés era muy rápido. Yo he tenido diferentes épocas en cuanto a mi aprendizaje de la lengua. Primero mejoré muy rápido y luego me relajé algo para dedicar más tiempo a otros conocimientos que necesitaba para mi trabajo. Por otro lado también he conocido a mucha gente extranjera, de países que no son España, que apenas han aprendido Holandés en el tiempo que llevan aquí, muchos de ellos años. Son personas que no necesitan el holandés en su trabajo y por ello deciden no tomarse el tiempo necesario para aprender.

De ahí que me plantee la pregunta de si es necesario aprender holandés para vivir en este país. La verdad es que no es estreictamente necesaria, y menos aún si hablas bien inglés. Aquí todos hablan inglés bastante bien y es relativamente fácil encontrar un trabajo en el que no necesites hablar holandés. Justamente en este momento me encuentro buscando un nuevo trabajo, no solo de profesor de español sino de cualquier cosa que me parezca interesante. He visto muchos en los que el inglés es el idioma principal, en empresas internacionales que no exigen holandés entre sus requisitos. ¿Y si me cogen para alguno de ellos? Seguiría estudiando holandés como hasta ahora o lo iría dejando un poco a un lado hasta abandonarlo totalmente. Al fin y al cabo ya tengo un nivel aceptable y me puedo defender…

Supongo que no, que no lo abandonaría. Creo que intentar comunicarme mejor con la mayoría de las holandeses es importante para mí. El holandés no es necesario, es cierto, y también es cierto que este idioma solo se habla en un territorio bastante pequeño de Europa. Sería mucho más interesante aprender francés, portugués, chino… incluso italiano, con el que me sentiría bien muy pronto por el parecido con el español. Pero la verdad es que mientras siga en Holanda voy a intentar mejorar mi holandés, es una cuestión de principios, de querer ser social con los que me rodean, mostrarles mi agradecimiento y respeto de esa forma.

Publicado enero 5, 2010 por D.Ferrer en Holanda

Etiquetado con ,