Archivo para la etiqueta ‘Tilburg

Llega la feria más grande del Benelux   1 comment

"El Pulpo" es una de las atracciones clásicas de esta feria

"El Pulpo" es una de las atracciones clásicas de esta feria

Llegó la semana de feria a Tilburg. la feria más grande de Holanda, Bélgica y Luxemburgo colorea estos días las calles más importantes de esta tranquila ciudad que en estos días se transforma y se convierte en un bullicio de gente, música, ruidos de atracciones y un sinfín de actividades varias que hacen las delicias de los más pequeños así como de los grandes.

Noche del estreno, no os recomiendo comer showarma y luego montaros en cacharritos...

Noche del estreno, no os recomiendo comer showarma y luego montaros en cacharritos...

Tilburg es una ciudad de tradición feriante, sí, aunque parezca mentira también en Holanda existen las típicas ferias del sur de España, llenas de cacharros, de casetas, de tómbolas, de puestos de comida… y todo curiosamente en el mismo centro de la ciudad, lo que la hace aún más atractiva y curiosa.

¡¡Churros!! Además, españoles, y no están nada mal, he de reconocerlo

¡¡Churros!! Además, españoles, y no están nada mal, he de reconocerlo

Montarse en la noria y ver a tan solo unos metros la catedral, o subirse al martillo y sentir que vas a cochar contra los edificios colindantes… esas son algunas de las sensaciones que se pueden vivir en el corazón de Tilburg durante toda esta semana. La feria más grande del Benelux está en marcha durante 10 días desde el viernes hasta el domingo de la semana siguiente. También coincide con el conocido lunes rosado, día del orgullo gay en Tilburg que se celebra llevando alguna prenda rosa y con una serie de actividades, conciertos y pasacalles. Todo esto y mucho más es lo que se han encontrado esta tarde miles de personas en el centro de esta ciudad que durante estos días se quita la máscara de tranquilidad para ponerse la de fiesta.

Hay atracciones de todo tipo, desde las típicas para niños pequeños a aquéllas clásicas de todos los tiempos. Todo tiene cabida en la feria de Tilburg. También hay cacharros que ocupan plazas enteras, montañas rusas con recorridos incluso mejores que los de la mayoría de parques de atracciones, puestos de comida de todo tipo, desde salchichas de medio metro alemanas a churros españoles pasando por supuesto por el showarma, el algodón de azúcar, la típica masa frita dulce holandesa, las palomitas y mucho, mucho más. Todo ello combinado con el ambiente de los bares y restaurantes que también se han vestido de gala para sacar el mayor partido de las fiestas.

La noria es una de las atracciones mejor situadas, en la plaza central de Tilburg

La noria es una de las atracciones mejor situadas, en la plaza central de Tilburg

No existen muchas casetas, pero esta carencia viene suplantada por la diversidad de bares de la zona. Al situarse la feria en el centro mismo de Tilburg, todos los bares abren sus puertas y tienen sus terrazas con alegres techados de lona para proteger a los sedientos holandeses que en estos días pueden disfrutar de uno de sus mayores placeres: ver a gente de todo tipo pasar.

El sábado por la tarde fue un momento ideal para pasear por la feria con algo más de tranquilidad

El sábado por la tarde fue un momento ideal para pasear por la feria con algo más de tranquilidad

Es una semana de negocio donde no solo las atracciones sacan partido, sino también los comerciantes locales y para mi sorpresa lo que parece tener más gente son los puestos de máquinas tragaperras. Sí, así es, máquinas tragaperras. Es algo que ví por primera vez aquí el año pasado por estas fechas y que ahora sigue pareciéndome sorprendente. Son puestos que consistes en varias decenas de máquinas tragaperras situadas una al lado de otra como en un casino. La gente no se cansa de cambiar su dinero por unas fichas metálicas que no dejan de entrar en las máquinas en ningún momento. No faltan adeptos a estos puestos que en mi opinión son un negocio impresionante. Incluso los más pequeños se acercan a estas máquinas y no es raro verlos echando el dinero por la ranura… ¿no debería estar eso prohibido en un país como este? Tal vez lo esté.

Momento para disfrutar, momento para pasear, momento para estar con la gente. Es el momento de Tilburg. La semana más grande de esta ciudad. El tiempo ha respetado mucho más este año y el termómetro marca durante el día unos agradables 28 grados ideales para pasear en la feria, que cierra cada día a las 2 de la madrugada y que vuelve a ponerse en movimiento a eso de las 2 del mediodía.

Podría salir rodando y atravesarla...

Podría salir rodando y atravesarla...

Anuncios

Publicado julio 19, 2010 por D.Ferrer en Holanda

Etiquetado con , , , ,

Blanca Holanda   2 comments

Vaya sorpresa que me he encontrado al llegar a Holanda después de unas largas vacaciones en España: todo está súper blanco, ha nevado bastante y el colorido de la ciudad es impresionante. La imagen de Holanda hoy es espectacular, todo cargado de nieve, una nieve pura que puedes quitar fácilmente con la mano, ya que es polvo, nada de hielo, aún.

El coche en el Aeropuerto de Weeze, al llegar el día 3 de enero

El coche en el Aeropuerto de Weeze, al llegar el día 3 de enero

Me temía lo peor cuando llegué al aeropuerto de Weeze, en Alemania, ayer domingo 3 de enero por la noche. Había nevado y el coche llevaba en un parking descubierto tres semanas en las que las temperaturas apenas han superado los 0 grados. ¿Podría salir del parking? ¿Podría siquiera arrancar el coche? La verdad es que las dudas y los temores me asaltaban, más aún cuando mi padre en Málaga no había parado de recordarme todo lo peligrosa que es la nieve y el hielo para un coche… El coche estaba cubierto de nieve, bueno, decir cubierto es tal vez demasiado, tenía unos centímetros de nieve como se puede ver en la foto. Después de un buen rato limpiando y rascando los cristales no hubo problema para arrancarlo y volver a casa sin ningún percance.

La imagen que nos esperaba, ya que venía con Lidia, en Holanda era espectacular. Aquí parece que ha nevado más que en Alemania y Tilburg presentaba una estampa de ciudad desierta abandonada por causa del frío, pero es que eran más de la una de la mañana de un domingo, y la temperatura se acercaba a los 10 grados bajo cero… Así que, con mucho cuidado nos fuimos a dormir con la sensación de habernos librado de un mal mayor.

Nieve en Tilburg

Tal vez a alguien le apetezca sentarse un rato en este banco cubierto de nieve... yo ni siquiera lo pensé, pero la imagen me gustó

Árboles cargados de nieve

En Tilburg no ponen esas lucecitas blancas que se han puesto tan de moda ahora en Málaga para la iluminación navideña... aquí tienen el colorido blanco de la nieve

Al día siguiente me he levantado extraño sin saber muy bien dónde estaba y con el ruido constante de una pala quitando nieve en el parking junto a mi casa. Al mirar por la ventana me he quedado boquiabierto con la imagen, todo blanco: árboles, edificios, coches, señales… es impresionante. En la salida que hemos hecho esta mañana hemos llevado la cámara y he hecho unas cuantas fotos para tener el recuerdo de una imagen que no es muy normal aquí, y es que hay que recordar que estamos al nivel del mar. La temperatura no ha pasado de los 3 grados bajo cero en todo el día y salir a la calle después de las cuatro de la tarde parece una locura. Incluso ha vuelto a nevar hoy, con poca fuerza, durante un buen rato. Para alguien de Málaga como yo, que nieve con tanta facilidad y en la puerta de tu casa es todo un acontecimiento…

Los días se presentan muy fríos durante toda la semana y creo que volveremos a tener nevadas dentro de poco. Por eso he decidido pasar aquí esta semana y no ir a Dusseldorf, donde todavía estaré algunas semanas más. Por el momento me conformo con disfrutar de un tiempo totalmente nuevo para mí aunque ya lo viví el año pasado por estas fechas, y disfrutar del calorcito en mi casa mientras veo a los aventureros ciclistas jugarse la vida tras mi cristal.

Mi parking

No era fácil entrar o salir de mi parking esta mañana con la nieve... suerte que estaba aún "fresquita" y no congelada

Publicado enero 4, 2010 por D.Ferrer en Holanda

Etiquetado con , , , ,

Un viernes en el parque de atracciones: Efteling   Leave a comment

Efteling es el parque de atracciones más importante de Holanda, y está a cinco kilómetros de Tilburg… no podíamos dejar escapar la oportunidad de visitarlo, y para ello incluso buscamos tener un viernes libre (por el hecho de que hubiese menos gente que un sábado o domingo), para pasar el día en el parque.

Visita al Efteling

Visita al Efteling

El Efteling es un lugar sorprendente, está en una zona muy tranquila, algo apartada de la ciudad, rodeada de árboles y con varios lagos. Es una especie de Disneyland, ambientado hasta el más mínimo detalle, con muchas atracciones para niños, una zona donde se pueden escuchar los cuentos más famosos de la literatura infantil, todo tipo de merchandaising… La ambientación es increíble, es sin duda lo mejor de este parque. Como digo, todo está cuidado al detalle, el aspecto exterior de los edificios, las atracciones, el parking, la entrada… Aunque también tiene algunas cosas malas.

La decoración es impresionante, es como estar dentro de un cuento

La decoración es impresionante, es como estar dentro de un cuento

El cuellilargui, o algo así en holandés, símbolo del Efteling

El cuellilargui, o algo así en holandés, símbolo del Efteling

Por supuesto, como todos los parques de atracciones, éste es un gran negocio, y eso significa que la entrada cuesta unos treinta euros, más el parking otros ocho, más comer otros tantos… un robo, en resumidas cuentas. Pero eso es lo de menos, ya que te lo esperas antes de ir. Lo que no esperas es que las atracciones, que algunas están muy bien, sean tan escasas, tan cortas y tan increíblemente abarrotadas.

Elegimos un viernes por evitar masas, ¡qué equivocados estábamos! El vierenes estaba abarrotado, había gente para todo, colas de más de media hora en algunos casos, una locura… y eso que parecía que todo estaba preparado para colas mucho más largas… había veces que pasabas directamente a la mitad del recorrido completo de la cola, y aún así teniamos que esperar 20 0 30 minutos… Y para colmo, las atracciones son muy cortas, de apenas uno o dos minutos, emociones fuertes pero cortas, un lugar donde el dicho: “lo bueno, si breve, dos veces bueno”, cobra sentido y valor. En este aspecto Efteling es decepcionante. Había colas que parecía que se acababan y al doblar una esquina te encontrabas con mucho más… y así repetidas veces. En resumen: 15 minutos de atracciones, 3 horas de colas, 1 hora comiendo, 1 hora caminando.

Mi casa desde el exterior

Mi casa desde el exterior

Pero la verdad es que lo pasamos muy bien, lo tomamos con filosofía y cuando las colas eran muy largas hacíamos algo diferente. Las atracciones son en general flojitas, tanto Port Aventura como Isla Mágica en España (los dos que conozco), son bastante mejores en cuanto a emociones, no en cuanto a decorado… pero que cada uno juzgue lo que le interesa…

La cara esa no es porque yo pese mucho...

La cara esa no es porque yo pese mucho...

El lunes rosado en Tilburg   Leave a comment

Me voy a trabajar a media mañana del martes, todo está muy tranquilo, vacío como si fuese domingo, ¿qué es lo que pasa? No es fiesta aunque Tilburg esté de feria, es que ayer fue el conocido “lunes rosado” una fiesta pro-gay que se celebra únicamente en esta ciudad y que congrega a cientos de miles de personas de toda Holanda y de la vecina Bélgica en las calles de Tilburg y donde la gente muestra su tolerancia y se reveindica en esta sociedad en algo que en Holanda está más que aceptado: ser homosexual.

Apenas era posible ayer caminar por las calles del centro debido a la tremenda marea de gente que había en todas partes. Casi todos vistiendo alguna prenda rosa, que es algo tradicional en el “lunes rosado”. No solo gays y lesbianas, sino también drag queens, transexuales y heterosexuales, todos mezclados disfrutando de uno de los días más festivos de Tilburg y probablemente de Holanda.

El tiempo acompañó y el montaje era perfecto, los bares tenían barras en las calles y las terrazas estaban dispuestas, en casi todas las plazas importantes había un Dj pinchando música, cientos de banderas multicolor adornaban los balcones y entradas de bares y sobre todo el rosa, presente en las casas, en los restaurantes, en los bares y en la gente que se movía de un lado a otro disfrutando de la música y del espectáculo. Para mí toda una experiencia vivirlo y aunque supongo que no estuve muy ambientado para la fiesta, pasé un buen rato viendo el ir y venir de unos y otros. Nunca había visto la ciudad tan llena de vida y con tantas ganas de fiesta, es como si los holandeses del sur del país reservasen todas sus energías fiesteras para unos pocos días al año repartidos entre el Carnaval y el Lunes Rosado. Porque en general son bastante tranquilos. La fiesta duró hasta tarde (tampoco demasiado, hoy la mayoría hemos tenido que trabajar), aunque para mí acabó pronto y creo que fue suficiente. ¡Hasta el año que viene lunes rosado!

Publicado julio 21, 2009 por D.Ferrer en Holanda

Etiquetado con , , ,

Un poco de ¡Carnaval!   Leave a comment

Y llegó el Carnaval a Holanda, y con ello la fiesta y el cachondeo. El carnaval es la fiesta más grande en el sur de Holanda, donde yo vivo, y donde Den Bosch es la capital del mismo… y allí fuímos, a disfrutar del domingo con unos amigos y a ver a los holandeses durante su fiesta grande.

El carnaval es todo un espectáculo, miles de personas en la calle “disfrazadas” de todo lo que se les ocurra o simplemente con colores llamativos, bufandas del color de la ciudad, pelucas, sombreros extraños o cualquier cosa que normalmente no lleven puesta. Durante el carnaval los holandeses se deshiniben y salen a la calle sin complejos, para divertirse y disfrutar de unos días de fiesta. Hay desfiles, bandas de música que tocan por la calle (es algo muy típico tocar en alguna banda con amigos), coches y camiones también “disfrazados”, mucho, mucho confeti en todas partes y, como no, cantidades impensables de cerveza.

El carnaval de Den Bosch se disfruta en la calle

El carnaval de Den Bosch se disfruta en la calle

La cerveza es el elemento fundamental, beber y beber es casi el fundamento de toda la fiesta, y se empieza por la mañana y se termina por la noche, como en la feria de Málaga, sólo que disfrazado y con frío, por supuesto, porque aquí todavía no hemos pasado de los 6 o 7 grados en todo el invierno. Como podéis imaginaros se puede ver mucha gente en la calle que ya va un poco pasada de bebida a las cuatro de la tarde.

En fin, es una fiesta divertida, con mucha música y decoración en todas partes, calles, bares, coches y sobre todo personas. La ciudad se viste de sus colores típicos, en Tilburg son el naranja y el verde y en Den Bosch son el rojo, blanco y amarillo. Aquí no hay chirigotas ni nada que se le parezca, ¡¡pero sí mucha música, cerveza y diversión!!

Publicado febrero 24, 2009 por D.Ferrer en Holanda

Etiquetado con , , ,

El invierno más frío en 12 años, y me tenía que tocar a mí…   2 comments

...y me tenía que tocar a mí… que mala suerte!! o buena, según se mire, porque tengo la suerte de disfrutar de algunas de las imágenes más hermosas del invierno, postales de campos totalmente nevados con árboles sin hojas pero con flores blancas, o eso parecen, porque en realidad se trata de la nieve, un auténtico espectáculo.

Preciosa imagen del invierno

Preciosa imagen del invierno

La verdad es que las temperaturas que estamos viviendo este invierno en Holanda no son normales, eso dicen también los que son de aquí. Y es que llevamos una semana en que no hemos visto el termómetro en positivo, y no solo eso, ya que algunas mañanas hemos llegado a estar a -15 grados!!!! Sí, sí, sin exagerar, increíble.

Alrededores de Tilburg

Alrededores de Tilburg

Hace tanto frío que tan solo en unos minutos dejas de sentir la cara o las manos si las llevas descubiertas, y por supuesto es una locura salir a la calle con los pelos mojados, ya que se congelan antes de que puedan secarse… una aventura. Además, nieva cada dos o tres días, con lo que las calles, el primer día, están preciosas, con nieve en polvo, pero luego la nieve se convierte en hielo que se mantiene, con lo cual se convierten en una auténtica pista de patinaje. Las calles principales y autovías están perfectamente despejadas gracias a la sal y las máquinas quitanieves, pero los aparcamientos, calles peatonales, calles pequeñas y demás son un peligro, os lo aseguro. Coger el coche por la mañana es gracioso, ya no por conducir con hielo, sino porque hay que quitárselo primero, y normalmente tiene una buena capa en todos los cristales. Aquí acosejan quitar el freno de mano por la noche, ya que puede congelarse, pero no dicen nada de llevar cadenas, es algo que no se utiliza, ya que el sistema de quitanieves funciona de maravilla (no como en Madrid).

Preciosa imagen del invierno en Holanda

Preciosa imagen del invierno en Holanda

Algo precioso y que los holandeses están disfrutando mucho es la posibilidad de patinar sobre el hielo en los muchos lagos y canales que hay por aquí, y es que hay que recordar que este es el país del agua y que aquí, tras el fútbol, el deporte más seguido y practicado es el patinaje sobre hielo (pobres…)

La estampa es preciosa, aunque dificulta mucho tanto andar por la calle como conducir. La nieve, el hielo y el frío quitan las ganas de ir a trabajar, pero lo cierto es que todo está muy bien preparado para poder seguir tu vida sin problemas. Eso sí, algunos se pegan unos golpes con la bici…

Tilburg en invierno

Tilburg en invierno

Publicado enero 10, 2009 por D.Ferrer en Holanda

Etiquetado con , , , , ,