La cuenta atrás   1 comment

Han pasado ya varios meses desde la última vez que escribí, meses realmente buenos aquí en Bélgica, en Amberes, donde seguimos viviendo y donde estaremos aún algún tiempo si todo sigue así. Vista de Namur desde la Ciudadela

Lo primero es decir que dentro de unos días voy a ser padre. Por esto y por lo maravillosamente feliz y radiante que veo a Lidia es por lo que estos últimos meses han sido fantásticos. La sensación que me ha acompañado desde que el embarazo comenzó ha sido de expectativa tranquila, sabiendo que algo increíble venía en camino que me va a cambiar la vida y que marcará un antes y un después de todo lo que tiene que ver conmigo. Lidia está estupenda, ha tenido un embarazo tranquilo y hermoso, disfrutando de la presencia de Inés en cada momento, ha tenido y tiene una energía que sin duda viene a partir del inmenente nacimiento de Inés, que llenará nuestras vidas a partir de ahora.Lidia en la ciudadela de Namur

Hemos contado juntos las semanas hasta llegar por fin julio, en el mes que nos encontramos ahora. Este mes, si todo va con normalidad como es de esperar, será el mes en el que nazca nuestra hija. A partir de ahí… pues no lo sé, pero solo puedo decir que lo veo de forma positiva, como un paso que quería dar en mi vida y para el que nos hemos sentido preparados aquí, en Bélgica.

Y aquí será donde nazca, en Amberes más concretamente. Lo hemos querído así ya que esta es nuestra casa en este momento. Podría pensarse que todo iba a ser más fácil en España por el idioma y porque se trata de un sistema ya conocido por nosotros. Pero quien nos conozca un poco sabe que nos gusta aprender, que nos gusta adaptarnos al sitio donde vivimos y es aquí, en Amberes, donde creemos que va a ser el mejor sitio para que nazca nuestra hija. Lo cierto es que tanto el sistema hospitalario belga como las ayudas -información, trabajo y dinero- en Bélgica nos han sorprendido gratamente y nos hemos sentido informados y respaldados en todo momento. No ha habido sorpresas, todo es natural, más o menos como en España pero en otro idioma, un idioma que cada día nos esforzamos más por comprender y hablar. Nuestra visita a Dinant en una escapada de primavera

Tan solo siento no estar en España para este momento tan especial de nuestras vidas por la familia y nuestros amigos cercanos. Es cierto que es bonito vivir un momento tan especial rodeado de tus seres queridos, pero también es cierto que es un momento en el que tanto el bebé como la madre deben estar tranquilos. Aquí tenemos muchos amigos, no cabe duda, y ellos nos arroparán en los primeros días con visitas, regalos y consejos; pero nunca podrá ser lo mismo que en España. En cualquier caso pronto tendremos aquí a la familia para conocer a Inés y que ella también les conozca.

Pero el embarazo no es lo único que está pasando con mi vida en Bélgica. Ha llegado el verano, el “buen” tiempo de aquí, que alterna sol con lluvias prácticamente cada día, aunque eso sí, generalmente con una temperatura más que agradable, ideal para pasear, para disfrutar de las terrazas del centro de la ciudad y de algún que otro ratito junto al río donde a veces vamos a dejarnos engañar por el rumor del agua contra los muelles pensando que estamos en nuestra Málaga querida. Todo esta verde y florido, ha sido una primavera de lluvias y viento, ideal para las plantas, y todo ha florecido un poco tarde este año, con lo que en pleno julio todavía se ven muchas flores en su apogeo. Los días son eternos, con luz hasta las once de la noche cuando está despejado. Todo esto se refleja en el carácter de los belgas, que se vuelven disfrutones y salen a disfrutar de los ratitos de sol como lagartijas, no les culpo. En una terraza durante la visita de Marta y Diego a Amberes

Este año no habrá vacaciones en Málaga durante el verano por el nacimiento de Inés. No nos importa demasiado aunque nos encantaría darnos estos paseos de verano por la Misericordia de Málaga o la Rada de Estepona en lugar de por el centro de Amberes. Para estar en contacto con la naturaleza nos hemos aficionado a un gran parque muy cercano a nuestra casa, el Rivierenhof, un lugar en el que casi parece que no estás en la ciudad, donde hay árboles centenarios y caminos con ardillas y conejos que no han sido modificados, aparentemente, por el hombre. Allí vamos algunas tardes a última hora para pasear y dejarnos llevar por el rumor del viento en las hojas de los árboles o sentarnos en el césped en algún rincón soleado.

Paseos en RivierenhofAsí pasan los días en Amberes, y entre todo esto no dejo de trabajar, de hacer deporte y de pasar tiempo con algún que otro amigo. Incluso hemos tenido tiempo para hacernos alguna escapadilla de un día al sur de Bélgica. Pero con el embarazo hemos dejado aparcados por el momento los viajes, esos con los que soñamos constantemente y que pronto queremos volver a hacer. Incluso se nos pasa por la cabeza dejarlo todo y marcharnos los tres a vivir a Italia, a Florencia, a aprender italiano y disfrutar de la comida y la vida italiana hasta que se nos acabe el tiempo o la paciencia y decidamos irnos a algún otro sitio… ay, si fuera tan fácil, ¿verdad?

Publicado julio 8, 2012 por D.Ferrer en Uncategorized

Vacaciones en Málaga   1 comment

Muchas cosas han pasado en las últimas semanas, la verdad, y entre tantas cosas he tenido poco tiempo para actualizar mi blog, algo que me había propuesto hacer más a menudo últimamente…

Lo primero fue el viaje a España, a Málaga más concretamente, a disfrutar de la familia, del buen tiempo de nuestra ciudad y de todo lo que nos gusta de allí, que son muchas cosas. Málaga es y será siempre nuestra casa, allí nos conocimos Lidia y yo y allí hemos pasado la mayor parte de nuestra vida. Esta vez elegimos, por circunstancias, quedarnos en un entorno muy conocido para nosotros, en Málaga capital, en lugar de desplazarnos hasta las casas de nuestros padres a Estepona y Cártama. Nuestra idea era pasar allí la mayor parte del tiempo, disfrutar de la playa, del sol, de la buena comida (sobre todo pescadito) y de la compañía de nuestras familias y amigos. Los días que pasamos allí fueron estupendos, el tiempo más o menos acompañó y tuvimos oportunidad de disfrutar de la playa varios días, de comer en chiringuitos, de visitar lugares de Málaga que nos traen muy buenos recuerdos…

Pasamos también un día en Estepona, un día estupendo con mi familia allí disfrutando de una barbacoa, acompañados por mis sobrinos, que son ambos increíbles, y del resto de la familia. La pena, no haber pasado más tiempo con mi padre, ya que no pudo venir a Málaga a vernos.

Viajar a Málaga nunca puede ni podrá ser un viaje tranquilo para nosotros. Entre amigos y familia siempre estuvimos acompañados. La verdad es que esto nos encanta, son un tipo de vacaciones que necesitamos de vez en cuando, pero también echamos en falta pasar más tiempo sin hacer absolutamente nada salvo leer o disfrutar del buen tiempo en una terraza sin necesidad de hablar siquiera. Esto tendremos que hacerlo en otro viaje, tal vez ya con nuestra hija.

Hace un par de semanas, antes de irnos de vacaciones a Málaga. También empezamos con la preparación de la habitación de Inés, nuestra hija. Lo cierto es que prepararle la habitación ahora tiene poco sentido si te paras a pensarlo, ya que la habitación va a ser disfrutada por familia y amigos en los próximos meses y la niña dormirá con nosotros en nuestra habitación, pero bueno, supongo que va con la ilusión de tener una hija y de estar pensando constantemente en ella.

Lidia y yo disfrutamos mucho pintándola y creo que ambos la tuvimos presente en todo momento. Ahora toca ponerle un suelo especial y comprar los muebles, pero eso llegará poco a poco aún.

La vuelta a Bélgica tras las vacaciones ha sido menos dura de lo que pensaba. El tiempo aquí sigue horrible, estamos en una primavera triste y gris, con lluvia y viento frecuentemente y sin pasar casi nunca de 14 o 15 grados. Es bastante deprimente, la verdad. Por suerte tenemos otras cosas en la cabeza en este momento que nos transportan y nos llevan a otros lugares: Inés sobre todo. El trabajo también nos tiene entretenidos aunque pasamos un momento muy relajado ambos. El final de la liga de baloncesto también colabora a que me encuentre en un momento incierto, en el que no encuentro mi lugar en Bélgica. Son pequeños factores que afectan a mi estado de ánimo, que no es malo, pero no me siento del todo contento y satisfecho, por ello pensar en Inés y Lidia es tan reconfortante, porque ellas dos son para mí el motivo de estar, aquí o en cualquier parte, pero estar, y eso es inexplicable.

Publicado mayo 4, 2012 por D.Ferrer en Uncategorized

Indignaciones primaverales…   2 comments

Indignado, malhumorado y con ganas de darle una patada a Bélgica y volverme a España a las primeras de cambio. Así me sentí ayer después de uno de esos choques con la burocracia que resultan tan cansinos, incómodos y difíciles, más aún cuando no son en tu propio idioma…
Tras mucho pensármelo y revisarlo bien, he decidido matricular mi coche, español, en Bélgica. Hace dos años fuimos hasta el norte de España tan solo para pasar la ITV, pero estaba claro que este verano no podíamos volver a ir hasta allí tan solo para eso, así que no quedaba otra que matricularlo por fin aquí, en Bélgica.
Malinformado por amigos (todo el mundo ha oído algo pero luego no tienen ni idea) comencé con los papeleos. Primero perdí una mañana completa para inscribirlo en la aduana. Tras esperar una hora y media a que me atendiesen resultó que necesitaba un papel previo que debía pedir en la verdadera aduana, que por supuesto estaba en otra ciudad y a la que tendría que ir en otra mañana… ese fue mi primer choque con la desinformación, tal vez causada por las dificultades del idioma, solo que esa información errónea me la había dado un compañero belga que trabaja haciendo seguros de coches… inexplicable entonces.

Tras recoger este papel en la verdadera aduana (en 5 minutos y muy bien atendido) me informaron de todos los pasos que debía tomar a partir de entonces para completar la correcta matriculación, que son:
– Papel rosa de la aduana.
– Certificado de Conformidad para pasar la Itv belga.
– Pasar la itv belga.
– Ir al seguro para que te inscriban en el DIV y tras varias semanas te den una matrícula asociada al conductor, no al vehículo.

Yo todavía no he llegado ni a la mitad… Tras haber recogido el “papel rosa” de a la aduana, fui a recoger el “Certificado de Conformidad” que es una especie de ficha técnica del vehículo que es necesario pedir a la casa Seat, que los coches belgas tienen por defecto (es necesaria para pasar la itv belga) pero que los españoles no, ya que la Tarjeta de Inspección Técnica de España no es válida aquí, así que hay que pedirla especialmente.

Así que visité la Seat en Amberes y me dijeron que sí, que me la conseguían previo pago de 100 euros… tras 5 días de espera me llamaron para decirme que no la habían podido conseguir, que al ser un vehículo español era necesario que fuese a Bruselas, previa cita, a que me hicieran una inspección allí del vehículo y que me darían el papel directamente (ya podrían haber estado bien informados de nuevo, que digo yo que no sería el primer vehículo extranjero en pedir esto en un país donde el 25% por ciento de la población es de otro país…)

Llamé para hacer la cita a la Seat de Bruselas, situada en todo el centro para hacer las cosas un poco más complejas, me la dieron tras un servicio terrible al teléfono (el servicio al cliente no es nada importante para los belgas en los negocios de cara al público cuando no se trata de venderte algo…) y de nuevo pedí varias horas libres en mi trabajo (que por supuesto tendré que recuperar en algún momento) para ir hasta el centro de Bruselas con mi coche…

Tuve la mala suerte, para colmo, de que pillé una huelga de transportes públicos en Bruselas, algo muy común en un país del “primer mundo”. Cuando no son los trenes son los autobuses, y si no, pues es que ha nevado y nada funciona… en fín, que allí que fuí con la fe de recoger ese papel y listo… Pero claro, con el tráfico tardé más de lo esperado y llegué tarde… sí, 30 minutos tarde. ¿Qué sería lo normal en este caso? Pues si me preguntan a mí, diría que el taller mostrase algo de flexibilidad sabiendo que están situados en el centro de Bruselas y de que la gente trabaja a las horas que dan las citas. Pero no, ellos no muestran flexibilidad, ellos te dicen que es muy tarde, que ya no pueden ayudarte y que te dan cita para otro día, todo esto con muy mal servicio, como no… obviamente esto me sentó fatal y estuve un buen rato hablando con uno y con otro (se iban rotando porque no me dió la gana de entrar en razones) perjurando en Español (esto siempre sale mejor en el idioma materno) y protestando un buen rato en holandés (fue una gran práctica de la que yo mismo salí bastante sorprendido).

En fin, que de nuevo había chocado con la burocracia en un país extranjero (ya me había pasado en Holanda alguna vez, y por cosas así me marché de allí). Finalmente tuve que aceptar una nueva cita, a la que no tengo intención de ir a menos que me sea exclusivamente necesario, y haciendo algunas llamadas a España creo que podré conseguir este papel de homologación válido para toda la unión europea en la Seat en Málaga.

Por cierto, se me olvida mencionar que el papelito en Bruselas me costaba 200 euros, suerte que no los tengo que pagar por adelantado. Seguro que después en Málaga me cobran 20 o 30 euros por ello… porque no es más que un folio con las mismas cosas que vienen en la ficha técnica pero en varios idiomas y con un sello de fábrica. Por cierto, que el trato y el servicio al teléfono de los trabajadores de la Seat en Málaga ha sido excelente, no solo me atendieron con interés, que es el mínimo que se pide, sino que ellos mismos me han llamado hoy a mi móvil belga para asegurarme de que me lo pueden conseguir y de que les enviase escaneado los documentos necesarios… yo creo que esto si es algo más normal.

Así que en ese punto estoy, esperando conseguir el certificado de España y así no tener que volver a verle la cara a los queridos trabajadores de la Seat en Bruselas, ciudad que cada día me parece más horrible. Muy bonita para echar un rato de turista, pero invivible. Tiene los mismos problemas de una macrociudad siendo una ciudad de tamaño medio.

Esto a veces pasa, incluso en tu propio país. Cuando te ocurre viviendo en el extranjero tendemos a exagerar, a indignarnos mucho más y a pensar que todo sería más fácil allí, en casa… pero lo cierto es que no es así siempre. Estas experiencias le enriquecen a uno, dicen por ahí, supongo que se aprende más cuando no te salen las cosas perfectas desde el primer momento, aunque la verdad es que en estos días me da mucha pereza vivir fuera de España y pienso… ¿Y si le dan por culo a todo esto y me vuelvo?

A punto de terminar la temporada de baloncesto   Leave a comment

Finales de marzo, estamos a punto de terminar la temporada de baloncesto. Solo un partido más, insignificante ya, y llegará el descanso veraniego, hasta agosto.

La temporada con Nieuw Bravo Antwerpen termina en 4ª posición después de haber perdido este fin de semana con quien nos disputaba la 3ª plaza. Tuvimos oportunidades de ascenso hasta hace un par de semanas, pero varias derrotas consecutivas nos han puesto en nuestro sitio. Lo cierto es que tenemos un equipo veterano en el que se nota la llegada del fin de temporada. Ya no estamos tan bien como al principio ni física ni mentalmente.

Por mi parte estoy contento por la temporada en general. No he tenido lesiones, he jugado siempre y mucho. He estado bien en gran parte de la liga pero en los últimos partidos he bajado mi nivel por desconfianza en mi juego. Ahora ya pienso en el verano, en prepararme para la temporada que viene y en mejorar. A casi mis 30 años me siento todavía con muchas ganas de jugar y con energías para seguir haciéndolo muchos años. Repetiré en el mismo club, un año más, donde he estado cómodo tanto con el pabellón en sí como con los compañeros. Veremos qué ocurre dentro de dos semanas, el último partido de liga.

Image

Publicado abril 1, 2012 por D.Ferrer en Uncategorized

Visita de primavera   Leave a comment

Aprovechando la llegada de la primavera, hace tan solo unas semanas recibimos una estupenda visita: nuestras madres. Aquí se aventuraron ellas juntas para visitarnos y pasar aquí una semana estupenda, acompañada de sol y buenas temperaturas en la primera semana de primavera.

La semana fue estupenda, con muchos buenos momentos, nos dejamos mimar y disfrutamos mucho. Vinieron con muchos regalitos para nuestra niña, con muchas ganas de aventurarse solas en Amberes y de andar y andar… allí que se iban ellas cada mañana a andurrear por Amberes, de compras, en busca de chocolates, de bombones, de ropita para la niña…

El fin de semana y aprovechando el buen tiempo nos fuimos a Lier, una pequeña localidad muy cercana a Amberes. Allí no pudimos disfrutar de casi nada ya que todos los lugares dignos de visita estaban en obras y cerrados… fue una decepción, pero echamos un buen día los 5.

Al final de la visita, muchos besos y abrazos y un hasta pronto, ya que dentro de tan solo 2 semanas estaremos nosotros por Málaga para disfrutar del solecito, de la playa, de la familia y de muchas otras cosas.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Publicado marzo 31, 2012 por D.Ferrer en Amberes

De escapada en Londres   Leave a comment

Amberes-Londres, esa ha sido la conexión de este pasado fin de semana.

Primera tarde junto al Big Ben

Primera tarde junto al Big Ben

Vuelvo al blog después de muchos meses sin escribir y con la intención de darle una visión más personal a mis post’s. Han sido meses tranquilos y con pocos viajes desde aquel a Tokyo el pasado verano. Desde entonces hemos estado moviéndonos por Europa, mayormente por los alrededores de Bélgica: Holanda, Alemania… y alguna que otra escapadilla a España para ver a la familia. Pero la regularidad y el día a día rutinario ha sido lo más normal durante estos pasados meses.

Image

Eso sí, ha habido un cambio importante, muy importante, en mi vida, y es que voy a ser padre. Podría decirse que estamos embarazados de 5 meses, y desde hace varias semanas ya puedo notar a mi hija en la barriga de su madre. Se trata de algo maravilloso, un paso más en nuestra vida.

Visitando el campo del Chelsea justo antes del partido en el que Torres por fín metió 2!!

Visitando el campo del Chelsea justo antes del partido en el que Torres por fín metió 2!!

Y en otro orden de cosas… nuestro viaje más reciente: a Londres. Volver a Inglaterra siempre es un gustazo, es un lugar donde vivimos durante más de un año (en Oxford) y que nos dejó huella para siempre. Nos gusta ese país, nos gusta la gente, nos gusta el idioma y nos gustan los lugares que conocemos, y uno de ellos es la gran capital.

Aros olímpicos en la impresionante estación de St. Pancras

Aros olímpicos en la impresionante estación de St. Pancras

La excusa era una exposición en la que participaba una buena amiga y encontrarnos allí con ella y con su marido. ¿Por qué no? A pesar de los 5 meses de embarazo no nos lo pensamos ni un momento. Nos apetecía escaparnos, tomarnos un descanso de trabajo y de un invierno que al final se ha hecho largo. La primevera ya asoma y era un momento perfecto para pasear por Londres, para comer pie, hacer fotos en plan turista y visitar buenas galerías de arte. En Londres hemos pasado 4 días desde el sábado hasta el martes. Tan solo está a una hora de avión de aquí, aunque añadiendo los transportes a los aeropuertos y las esperas al final son 5 horas… tal vez la próxima vez deberíamos coger el tren, que solo tarda 2 horas desde Bruselas y te deja en pleno centro de Londres.

El Big Ben, por el que tengo debilidad a pesar de su pomposidad inglesa, fue el objeto de nuestra primera visita turística. Ir a la zona de Westminster para ver de nuevo esta torre, la Abadía de Westminster y el Parlamento es algo que siempre hacemos. Estaba abarrotado de gente esa tarde, pero aún así lo disfrutamos. Después, un poco de descanso en el hotel y encontrarnos con nuestros queridos amigos, que habían llegado tan solo unas horas más tarde que nosotros.

Image

Juntos disfrutamos de una Londres más tranquila de lo habitual, si eso es posible en una ciudad tan grande y con tantos millones de habitantes. Visitamos Tower Bridge, la National Gallery una vez más, la Catedral de St. Paul, Notting Hill, Candem Town (horrible, no sé por qué tiene tanta fama entre los españoles este sitio), y otros tantos rincones, la mayoría ya conocidos. También visitamos la zona del Banco Nacional y la bolsa, una zona interesante y que estaba en plena ebullición el lunes a medio día: lleno de gente con traje que va de arriba abajo, siempre con prisas, comiendo prácticamente andando o sentados en cualquier parte un bocadillo… más que los edificios, impresionantes por la proximidad entre ellos, lo más impactante de todo fue el movimiento de las calles, la gente de negocios saliendo de los edificios gubernamentales para ir a comer o volver de la cafetería con una bolsita de Pret a Manger con café y bocadillo… estar en medio de todo eso fue una visita turística diferente, muy interesante. También sorprendentes son los enormes edificios, recordando templos griegos, en una zona donde no se pensó para nada en la estructura de las calles, a diferencia de Wall Street en Nueva York, donde todo es muy estructurado. La zona de Bank en Londres es un laberinto de calles medianas o estrechas que forman cruces constantemente… nada que ver con Nueva York, aunque el aire que se respira es similar.

Junto a la bolsa, no soy el del traje...

Junto a la bolsa, no soy el del traje...

En fín, que han sido unos días estupendos, donde ha habido tiempo para caminar mucho pero también para descansar (es lo que tiene viajar con una embarazada), para tener largos desayunos de una hora en el hotel con amigos y cenas en pizzerías del Soho donde solo se escucha español… ¿Por qué nos gustará tanto Londres a los españoles? Hay miles, no solo turistas, sino gente que vive allí, se ven corriendo en Hyde Park, sirviendo en restaurantes, volviendo del trabajo en los autobuses… ¿es que no hay otro sitio en el mundo que Londres para irse a aprender inglés?

Otro momento: paseo el domingo por la noche, zona de Westminster, con amigos y con Lidia, fotos nocturnas del Big Ben y del Parlamento desde el Puente de Westminster… sin turistas, ni un alma en la calle, todo para nosotros… frío pero ganas de caminar, de disfrutar de Londres por la noche, cuando la mayoría duerme… fue un momento privilegiado que disfrutamos mucho.

Publicado marzo 21, 2012 por D.Ferrer en Londres

Etiquetado con , , , , ,

Escapar de Tokyo, búsqueda de historia cerca de la capital   2 comments

Kamakura, a apenas 60 kilómetros de Tokio, ofrece una visión de Japón mucho más tradicional que la capital. Esta ciudad, que en su día fuera capital del país, concentra un gran número de templos que parecen haber permanecido con el mismo encanto y tradición que hace cientos de años. A Kamakura se llega fácilmente y en apenas una hora desde Tokyo, es un lugar perfecto para pasar un día y escapar del bullicio de la capital. La forma ideal de visitar esta ciudad es alquilar una bicicleta e ir visitando los diferentes templos y lugares sagrados que se reparten de forma muy dispar. En la misma estación de tren hay una oficina de turismo donde ofrecen mapas con los lugares de interés señalados. Todos los templos no son gratuitos. Aquí os dejo con algunas de las imágenes que tomamos allí. Fue un lugar que nos gustó mucho y que mereció la pena visitar.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Publicado septiembre 21, 2011 por D.Ferrer en Japón

Etiquetado con ,