Archivo para la categoría "Holanda"

Apurando el verano   Leave a comment

Playa de Breezand, junto a los diques

Playa de Breezand, junto a los diques

Llega agosto y en Holanda eso significa que el verano comienza a acabarse. Apenas hemos tenido días de sol durante la última semana (la primera de agosto) y la temperatura no supera los 22 grados… las noches son más frescas y los dias comienzan a acortarse significativamente. Es Holanda, y es ley de vida aquí. Algunos dicen que el otoño ya ha llegado, yo creo que aún tendremos alguna semana de buen tiempo, pero la verdad es que el panorama no pinta demasiado bien. Mientras que junio y sobre todo julio fueron meses bastante buenos en cuanto a clima, agosto no lo está siendo.

Comiendo a orillas del canal en Utrecht

Comiendo a orillas del canal en Utrecht

Pero el “mal” tiempo no significa que no se puedan disfrutar de buenos días en Holanda. El fin de semana pasado tuvimos la que creemos será la última visita del verano, y la disfrutamos mucho no solo en Tilburg sino también en Utrecht, en los diques del delta y en Rotterdam. Fue una visita corta pero intensa, con muchos momentos buenos.

El primer día Utrecht nos brindó un estupendo día en el que nos recorrimos la ciudad tranquilamente y sin agobios. Como en todas las ciudades holandesas, no hay demasiado que ver pero todo es bastante bonito. Apetecía caminar junto a los canales y sentarse en alguna terraza a ver las bicicletas pasar. Como no, comimos en Il Pozzo, un lugar que se está convirtiendo en una tradición cada vez que vamos a la ciudad más bonita de Holanda. Allí nos sirvieron bien y en un lugar privilegiado junto al canal mientras los lugareños pasaban en barcas variopintas y haciendo de todo, desde deporte en piraguas hasta celebrando despedidas de soltero/a. Es algo digno de ver en vivo.

Utrecht

Utrecht

Tras un viernes largo para nuestro invitado, el fin de semana lo aprovechamos de distinta manera. Cogimos el coche y nos marchamos hasta los famosos diques del delta, donde se unen los grandes ríos de Bélgica y Holanda. Allí, y con un día un poco gris, aparcamos nuestro vehículo y anduvimos varios kilómetros por la estupenda playa de Breezand, que de no ser por el tiempo de Holanda sería increíble. Es enorme y hay lugar para todo tipo de deportes, sobre todo los relacionados con el viento, que allí no deja de soplar en ningún momento.

Y caminando llegamos a donde el bravo Mar del Norte se encuentra con la mano humana, los diques. La visión de estas impresionantes estructuras metálicas merece la pena el viaje. Es un lugar totalmente artificial, tanto la playa que hace de dique “natural”, como las barreras metálicas que pueden subir y bajar según convenga, frenando así el fuerte oleaje y protegiendo al país de inevitables inundaciones durante el invierno. La fuerza del mar en este punto es impresionante.

Para completar el fin de semana visitamos Den Bosch en pleno koopzondag (domingo de compras), cada primer domingo del mes en esta ciudad. Y no faltó la visita al curioso pero deprimente “carnaval” de Rotterdam, donde la gente parece salir a la calle por inercia y no por divertirse… no me resultó demasiado interesante, la verdad.

Las planchas metálicas son accionadas por unas enormes estructuras

Las planchas metálicas son accionadas por unas enormes estructuras

Anuncios

Publicado agosto 8, 2010 por D.Ferrer en Holanda

Etiquetado con , , , , ,

Llega la feria más grande del Benelux   1 comment

"El Pulpo" es una de las atracciones clásicas de esta feria

"El Pulpo" es una de las atracciones clásicas de esta feria

Llegó la semana de feria a Tilburg. la feria más grande de Holanda, Bélgica y Luxemburgo colorea estos días las calles más importantes de esta tranquila ciudad que en estos días se transforma y se convierte en un bullicio de gente, música, ruidos de atracciones y un sinfín de actividades varias que hacen las delicias de los más pequeños así como de los grandes.

Noche del estreno, no os recomiendo comer showarma y luego montaros en cacharritos...

Noche del estreno, no os recomiendo comer showarma y luego montaros en cacharritos...

Tilburg es una ciudad de tradición feriante, sí, aunque parezca mentira también en Holanda existen las típicas ferias del sur de España, llenas de cacharros, de casetas, de tómbolas, de puestos de comida… y todo curiosamente en el mismo centro de la ciudad, lo que la hace aún más atractiva y curiosa.

¡¡Churros!! Además, españoles, y no están nada mal, he de reconocerlo

¡¡Churros!! Además, españoles, y no están nada mal, he de reconocerlo

Montarse en la noria y ver a tan solo unos metros la catedral, o subirse al martillo y sentir que vas a cochar contra los edificios colindantes… esas son algunas de las sensaciones que se pueden vivir en el corazón de Tilburg durante toda esta semana. La feria más grande del Benelux está en marcha durante 10 días desde el viernes hasta el domingo de la semana siguiente. También coincide con el conocido lunes rosado, día del orgullo gay en Tilburg que se celebra llevando alguna prenda rosa y con una serie de actividades, conciertos y pasacalles. Todo esto y mucho más es lo que se han encontrado esta tarde miles de personas en el centro de esta ciudad que durante estos días se quita la máscara de tranquilidad para ponerse la de fiesta.

Hay atracciones de todo tipo, desde las típicas para niños pequeños a aquéllas clásicas de todos los tiempos. Todo tiene cabida en la feria de Tilburg. También hay cacharros que ocupan plazas enteras, montañas rusas con recorridos incluso mejores que los de la mayoría de parques de atracciones, puestos de comida de todo tipo, desde salchichas de medio metro alemanas a churros españoles pasando por supuesto por el showarma, el algodón de azúcar, la típica masa frita dulce holandesa, las palomitas y mucho, mucho más. Todo ello combinado con el ambiente de los bares y restaurantes que también se han vestido de gala para sacar el mayor partido de las fiestas.

La noria es una de las atracciones mejor situadas, en la plaza central de Tilburg

La noria es una de las atracciones mejor situadas, en la plaza central de Tilburg

No existen muchas casetas, pero esta carencia viene suplantada por la diversidad de bares de la zona. Al situarse la feria en el centro mismo de Tilburg, todos los bares abren sus puertas y tienen sus terrazas con alegres techados de lona para proteger a los sedientos holandeses que en estos días pueden disfrutar de uno de sus mayores placeres: ver a gente de todo tipo pasar.

El sábado por la tarde fue un momento ideal para pasear por la feria con algo más de tranquilidad

El sábado por la tarde fue un momento ideal para pasear por la feria con algo más de tranquilidad

Es una semana de negocio donde no solo las atracciones sacan partido, sino también los comerciantes locales y para mi sorpresa lo que parece tener más gente son los puestos de máquinas tragaperras. Sí, así es, máquinas tragaperras. Es algo que ví por primera vez aquí el año pasado por estas fechas y que ahora sigue pareciéndome sorprendente. Son puestos que consistes en varias decenas de máquinas tragaperras situadas una al lado de otra como en un casino. La gente no se cansa de cambiar su dinero por unas fichas metálicas que no dejan de entrar en las máquinas en ningún momento. No faltan adeptos a estos puestos que en mi opinión son un negocio impresionante. Incluso los más pequeños se acercan a estas máquinas y no es raro verlos echando el dinero por la ranura… ¿no debería estar eso prohibido en un país como este? Tal vez lo esté.

Momento para disfrutar, momento para pasear, momento para estar con la gente. Es el momento de Tilburg. La semana más grande de esta ciudad. El tiempo ha respetado mucho más este año y el termómetro marca durante el día unos agradables 28 grados ideales para pasear en la feria, que cierra cada día a las 2 de la madrugada y que vuelve a ponerse en movimiento a eso de las 2 del mediodía.

Podría salir rodando y atravesarla...

Podría salir rodando y atravesarla...

Publicado julio 19, 2010 por D.Ferrer en Holanda

Etiquetado con , , , ,

¡¡Llegan las vacaciones, llega la locura!!   Leave a comment

Llegaron las vacaciones a Holanda, el verano es, como en el la mayoría del mundo occidental, época de vacaciones. Aquí, en este país de extrema organización, el periodo vacacional no podía ser menos. El gobierno organiza cada año, con bastante antelación por supuesto, cuándo son las vacaciones de una región u otra, evitando así masificaciones y que el país se paralice por completo. Así, ayer mismo comenzó el periodo de vacaciones para al norte de Holanda, las carreteras se llenaron de coches y caravanas que huían del país en el mejor momento de éste, cuando la temperatura es suave y los días son eternos…

Iluso de mí salí ayer a trabajar pensando que era un viernes cualquiera. Tras cruzar la frontera entre Holanda y Bélgica un poco más al sur de Breda comencé a ver gran cantidad de caravanas y vehículos que iban a rebosar de maletas, todos con la matrícula holandesa. Oh, oh… me dije, esto tiene pinta de operación salida… y así era, no mucho después me vi embotellado en un atasco que me hizo llegar tarde al trabajo el día en que normalmente tengo menos problema de tráfico. ¿No sabías que en Holanda también hay operación salida? Pues sí, la hay, y es bastante problemática.

Como ayer comenzaron las vacaciones de la región norte, la mayoría de las matrículas amarillas eran de la zona de Amsterdam. Era curioso ver la cantidad de caravanas que aparecen por las carreteras en estos días. Los holandeses son auténticos maestros en la conservación de viejas caravanas que pasan de generación en generación y que seguramente tengan recorridos miles y miles de kilómetros. La mayoría de ellas son de remolque. Es muy extraño ver coches sin el enganche para remolques en este país, y supongo que toda familia tiene un pequeño accesorio que sirve para llevar las bicicletas enganchadas en la parte trasera del coche que yo en España rara vez he visto (para ser honesto, creo que en España se utiliza más la baca). 

Ayer en la carretera las caravanas relentizaban mucho el trayecto, que se hizo eterno con constantes paradas. Por suerte no hubo ningún percance y el retraso no fue significativo, además, la mayoría iban hacia Bruselas, y supongo que desde allí hacia la costa sur de Francia y la Costa Brava, que son los destinos favoritos, y si no podéis visitar Roses y escuchar las conversaciones de alrededor, seguro que podéis identificar fácilmente una lengua que en apariencia puede ser alemán pero es un tanto distinta, el holandés. Es raro que un holandés no haya visitado nunca Barcelona, en cambio, haber pisado Madrid es algo mucho más excepcional. ¿A qué se debe esto? Pues principalmente, en mi opinión, a dos cosas: los holandeses miran por un euro más que Kevin Costner por Whitney Houston en El Guardaespaldas, y por otro lado los holandeses son unos apasionados de su coche, que para ellos en la segunda posesión más importante tras su casa, y van con él hasta el fín del mundo.

Tras la aventura en la carretera de ayer, hoy me he levantado pensando el porqué de esa huida masiva del país en verano. En Madrid, donde el asfalto se derrite, lo entiendo, pero…  ¿acaso no es la mejor época del año sin duda para estar en Holanda?… Sentado en mi terraza con el portátil en las rodillas, 22 grados en el termómetro de la estación de trenes y el solecito dándome en las piernas en esta agradable tarde de sábado, sigo sin comprender del todo a esta sociedad tan simple en unas cosas y a la vez tan compleja en otras.

Publicado julio 17, 2010 por D.Ferrer en Holanda

Etiquetado con , , , ,

La locura tocó a su fin   Leave a comment

Un ejemplo, un tanto exagerado, de adornos naranjas en una casa típica holandesa

Un ejemplo, un tanto exagerado, de adornos naranjas en una casa típica holandesa

Vaya último mes que hemos vivido en Holanda. El color naranja se ha generalizado de una manera exagerada: la gente iba a trabajar con camisetas naranjas, en los supermercados regalaban muñequitos naranjas, en los coches se veían banderas, en las calles los vecinos ponían tiras de fiesta naranjas… supongo que todo esto habrá sido parecido a lo vivido en España durante el mundial, ha sido tremendo, aquí podéis ver algunos ejemplos.

Si os fijáis bien, sobre el césped del jardín se ven muñecos de cartón que representan a los jugadores de la selección de Holanda... tiene mérito, no me digáis que no!!!

Si os fijáis bien, sobre el césped del jardín se ven muñecos de cartón que representan a los jugadores de la selección de Holanda... tiene mérito, no me digáis que no!!!

Por suerte ha terminado con buen fin, con la victoria de España. Algunos pueden pensar que la sensación de los holandeses frente a los españoles puede ser hostil en estos días… pero para nada. Los holandeses son, por encima de todo, honestos. Así que todos son conscientes no solo de que España fue mejor en la final, sino que Holanda jugó horrible y con una agresividad nunca vista… no son pocos los que reconocen que la selección naranja tenía que haber terminado con 7 u 8 jugadores el partido, y la mayoría vienen a felicitarme y me reconocen que España fue mejor y que mereció ganar… No sé qué hubiese ocurrido si el resultado hubiese sido distinto, lo que sé es que España es campeona del mundo, que el naranja ha desaparecido de las calles y que todo vuelve a la normalidad y que da gusto pasear por las calles de Tilburg siendo español, sintiéndome español y estando orgulloso de serlo.

¡¡Viva la roja!!

España campeona

España campeona

Publicado julio 14, 2010 por D.Ferrer en Holanda

Como ir a un parque natural y no ver animales…   Leave a comment

Por fin buen tiempo, la primavera parece que se asienta (toco madera) en Holanda y este fin de semana he aprovechado los 25 grados y el sol radiante que brillaba para viajar hasta Arnhem (o alrededores) y visitar el Parque Nacional más grande de Holanda, el Hoge Veluwe.

Se trata de un parque curioso, que parece natural aunque he leído por ahí que es totalmente artificial (como todo en Holanda) y al que la gente va no para ver animales, porque para ver bichos la gente aquí va a zoo’s o a safaris, al Parque Natural se va para pasearse en bici, tal y como se puede hacer en cualquier otra ciudad o lugar del país, pero esta vez rodeado de árboles.

Es curioso que un lugar en el que no se ven animales se llene así de gente cualquier fin de semana de mayo, pero eso es lo que pasa cuando vives en un país superpoblado y en el que todo la gente decide hacer lo mismo los mismos días. Tras esperar la cola de rigor para sacar la entrada, nos vimos sorprendidos por el hecho de que las bicicletas que se suponen preparadas para que las coja el público de forma gratuita estaban agotadas dada “la alta afluencia de público al parque ese día” tal y como nos dijeron. Así que nos vimos sin bicis en un rincón del parque, sin demasiados preparos para andar (íbamos para montar en bici) pero con muchas energías. Así que comenzamos nuestra andadura (nunca mejor dicho) por este parque y lo recorrimos de una entrada a la otra (unos 8 kilómetros) en apenas un par de horas.

Después de esta caminata y con los pies algo cansados, por fín encontramos otro aparcamiento de bicicletas donde tuvimos que pelear por no quedarnos de nuevo sin ellas. Una vez pertrechados de dicho vehículo todo mejoró, hicimos el resto del recorrido tranquilos y disfrutando del buen tiempo, que fue lo mejor del día, y nos quedamos con las ganas de ver siquiera un conejo, ya que los jabalíes, ciervos, gamos y otras especies animales de las que presume el parque no se dignaron a aparecer y por no ver, no vimos ni conejos, que en este país salen de debajo de las piedras.

A pesar del tono jocoso de todo lo que escribo lo cierto es que disfruté mucho del día y en cierto modo me alegré de hacer parte del recorrido andando. Primero porque me daba más tiempo para disfrutar de los diferentes paisajes del Hoge Veluwe: pasa de bosque espeso de pinos y encinas a dunas de arena sin un árbol y tan solo unas centenas de metros más allá hay pequeños lagos rodeados de vegetación. Estos escenarios son preciosos, pero la alta afluencia de público y la artificialidad de todo (el parque está recorrido por una carretera que lo divide por donde no dejan de pasar coches, además de diversos caminos asfaltados para bicicletas, otro de tierra para caballos y otro un poco más rústico para aquellos que deciden andar) hacen que los animales decidan, y nos los culpo, hacer sus vidas a horas más tranquilas, cuando cae la tarde y los holandeses se recogen.

Ay…. el Hoge Veluwe, toda una experiencia, ¡¡No dejéis de visitarlo cuando vengáis a Holanda!!

Publicado mayo 25, 2010 por D.Ferrer en Holanda

Etiquetado con ,

Visitar Los Paises Bajos   6 comments

¿Te apetece viajar a los Países Bajos? ¿Quieres conocer Ámsterdam, Utrecht, La Haya, Bruselas, Brujas, Amberes, Gante… o alguna de los otros muchos rincones y lugares que aparecen en este blog? ¿De una forma especial y diferente, sin perder tiempo y de forma fácil?

Brujas

Brujas es una de las ciudades mas famosas de los Paises Bajos

Si este es el caso desde ahora puedes ponerte en contacto conmigo para visitar cualquier rincón de Holanda o Bélgica. Te ofrezco la posibilidad de visitar las ciudades mas importantes y los lugares turísticos, así como cualquier rincón menos conocido, de una forma especial, sin necesidad de alquilar ningún vehículo, con alguien que ya los conoce y los ha visitado varias veces y ahorrándote mucho dinero en viajes, alquileres, guías, etc.

Permíteme que os muestre los lugares más interesantes de Holanda y Bélgica de una forma fácil. Solo tienes que ponerte en contacto conmigo haciendo un comentario en este blog y dando tu e-mail. Inmediatamente recibirás un correo de respuesta para acordar como y que quieres visitar. Te llevare allí en mi coche o en tren a un precio mucho mas barato, te acompañare y te comentare lo mas interesante de los sitios si te apetece, y si no te dejare visitando por tu cuenta y con un libro guía la ciudad o el lugar que decidas visitar. Todo a un precio mucho más económico de lo que puedas imaginar. También puedes contar conmigo para llegar al hotel, para que te recoja allí o para cualquier otra cosa durante tu estancia en Holanda y Bélgica. Todo por supuesto en español y de una forma clara y sencilla.

Haz un comentario pidiendo mi servicio y me pondré en contacto contigo en breve. ¡¡No olvides poner tu e-mail o numero de telefono!!

Publicado febrero 12, 2010 por D.Ferrer en Bélgica, Holanda

Etiquetado con , , , ,

Pensándome lo de freelance…   3 comments

Bueno, bueno, pues ha llegado el momento de tomar una decisión. Sigo buscando un nuevo trabajo en Holanda, una nueva oportunidad en este país de oportunidades en el que no falta el trabajo, aunque encontrar lo que a un español le gusta no es facil… A las pocas horas que hago cada semana como profesor de español quiero sumar algunas más para completar una jornada normal. La verdad es que desde la llegada de las vacaciones en España me siento bastante aburrido y necesito algo más. Los días en Dusseldorf me gustan, pero la verdad es que cada vez se me hacen más largos y me cuesta llevar una rutina productiva, así que ha llegado el momento de encontrar algo ya, y  a ser posible bueno.

Y desde hace una semanilla hay una posibilidad bastante interesante, que es la de ser Entrenador Personal en un gimnasio muy cerca de Tilburg. Es una posibilidad que ya se me ha planteado otras veces, primero en Marbella cuando terminé el curso de lo mismo y me ofrecieron quedarme en el gimnasio, aunque no acepté porque pensé que un trabajo de periodista era mucho más interesante para mí… solo que aquél trabajo de periodista requería 12 horas diarias… y no duró mucho, tan solo 6 meses. Luego surgió la posibilidad de trabajar de Entrenador Personal cuando llegué a Holanda, para la cadena Fitness First. Esta trabajo suponía ser autónomo, buscar mis propios clientes en el gimnasio y además tener que pagar una cantidad mensual al gimnasio por utilizar sus instalaciones… eran demasiadas dificultades y requisitos para un recién llegado a este país, así que decidí centrarme en mi otro trabajo: profesor de español, que me ilusionaba mucho. Además, aproveché mis ratos libres para mejorar mi holandés y también formarme como profesor, que falta me hacía… y me hace.

Ahora vuelve a presentarse la posibilidad de trabajar en un gimnasio, esta vez en la cadena Health City. En general es muy parecido a lo que ya me ofrecieron hace más de un año, pero esta vez no debo pagarle nada al gimnasio ya que estaría contratado por una compañia que lo paga todo por mí. Sí tendría que buscarme los clientes, algo para lo que me siento más capacitado ahora gracias a mi holandés, aunque, no me voy a engañar, no me veo haciendo amigos en el gimnasio… pero es algo que tendría que superar. Lo cierto es que tendo dudas, y más que eso, tengo algunos temores. Primero me da miedo enfrentarme al hecho de ser autónomo, y por más que lo pienso me parece una tontería, ya que para ser profesor de español ya lo voy a tener que hacer. Por otro lado me impone mucho el tema de buscar los clientes, pero supongo que es algo que en algún momento, si es que me gusta esto de entrenador personal, tendré que hacer.

Lo cierto es que me gusta, siento que el deporte es algo que siempre me ha gustado y a lo que me encantaría dedicar mi vida. Pero también es cierto que he considerado el deporte siempre como algo complementario de otras cosas, ya fueran mis estudios o mi trabajo. Centrarlo todo en el deporte puede suponer dos cosas, que esté encantado o que me aburra de los gimnasios y de la gente que los frecuenta… ya que no soy un amante de pasar horas metido entre pesas, sino que me gustan las actividades de otro tipo, como el baloncesto, la natación o incluso el fútbol…

Cómo véis, muchas dudas, muchas cuestiones en mi cabeza que me encantaría aclarar. Tal vez sólo necesito un poco de determinación. La determinación que es necesaria para embarcarse en algo que te gusta y por lo que apuestas. Por el momento pienso mucho y hablo con la gente que me rodea. Pero también sigo buscando otras cositas por internet, no sé si con la esperanza de que algo bueno surja de repente y me resuelva todas mis dudas… Lo que sea, será pronto, o al menos eso siento yo.