De escapada en Londres   Leave a comment

Amberes-Londres, esa ha sido la conexión de este pasado fin de semana.

Primera tarde junto al Big Ben

Primera tarde junto al Big Ben

Vuelvo al blog después de muchos meses sin escribir y con la intención de darle una visión más personal a mis post’s. Han sido meses tranquilos y con pocos viajes desde aquel a Tokyo el pasado verano. Desde entonces hemos estado moviéndonos por Europa, mayormente por los alrededores de Bélgica: Holanda, Alemania… y alguna que otra escapadilla a España para ver a la familia. Pero la regularidad y el día a día rutinario ha sido lo más normal durante estos pasados meses.

Image

Eso sí, ha habido un cambio importante, muy importante, en mi vida, y es que voy a ser padre. Podría decirse que estamos embarazados de 5 meses, y desde hace varias semanas ya puedo notar a mi hija en la barriga de su madre. Se trata de algo maravilloso, un paso más en nuestra vida.

Visitando el campo del Chelsea justo antes del partido en el que Torres por fín metió 2!!

Visitando el campo del Chelsea justo antes del partido en el que Torres por fín metió 2!!

Y en otro orden de cosas… nuestro viaje más reciente: a Londres. Volver a Inglaterra siempre es un gustazo, es un lugar donde vivimos durante más de un año (en Oxford) y que nos dejó huella para siempre. Nos gusta ese país, nos gusta la gente, nos gusta el idioma y nos gustan los lugares que conocemos, y uno de ellos es la gran capital.

Aros olímpicos en la impresionante estación de St. Pancras

Aros olímpicos en la impresionante estación de St. Pancras

La excusa era una exposición en la que participaba una buena amiga y encontrarnos allí con ella y con su marido. ¿Por qué no? A pesar de los 5 meses de embarazo no nos lo pensamos ni un momento. Nos apetecía escaparnos, tomarnos un descanso de trabajo y de un invierno que al final se ha hecho largo. La primevera ya asoma y era un momento perfecto para pasear por Londres, para comer pie, hacer fotos en plan turista y visitar buenas galerías de arte. En Londres hemos pasado 4 días desde el sábado hasta el martes. Tan solo está a una hora de avión de aquí, aunque añadiendo los transportes a los aeropuertos y las esperas al final son 5 horas… tal vez la próxima vez deberíamos coger el tren, que solo tarda 2 horas desde Bruselas y te deja en pleno centro de Londres.

El Big Ben, por el que tengo debilidad a pesar de su pomposidad inglesa, fue el objeto de nuestra primera visita turística. Ir a la zona de Westminster para ver de nuevo esta torre, la Abadía de Westminster y el Parlamento es algo que siempre hacemos. Estaba abarrotado de gente esa tarde, pero aún así lo disfrutamos. Después, un poco de descanso en el hotel y encontrarnos con nuestros queridos amigos, que habían llegado tan solo unas horas más tarde que nosotros.

Image

Juntos disfrutamos de una Londres más tranquila de lo habitual, si eso es posible en una ciudad tan grande y con tantos millones de habitantes. Visitamos Tower Bridge, la National Gallery una vez más, la Catedral de St. Paul, Notting Hill, Candem Town (horrible, no sé por qué tiene tanta fama entre los españoles este sitio), y otros tantos rincones, la mayoría ya conocidos. También visitamos la zona del Banco Nacional y la bolsa, una zona interesante y que estaba en plena ebullición el lunes a medio día: lleno de gente con traje que va de arriba abajo, siempre con prisas, comiendo prácticamente andando o sentados en cualquier parte un bocadillo… más que los edificios, impresionantes por la proximidad entre ellos, lo más impactante de todo fue el movimiento de las calles, la gente de negocios saliendo de los edificios gubernamentales para ir a comer o volver de la cafetería con una bolsita de Pret a Manger con café y bocadillo… estar en medio de todo eso fue una visita turística diferente, muy interesante. También sorprendentes son los enormes edificios, recordando templos griegos, en una zona donde no se pensó para nada en la estructura de las calles, a diferencia de Wall Street en Nueva York, donde todo es muy estructurado. La zona de Bank en Londres es un laberinto de calles medianas o estrechas que forman cruces constantemente… nada que ver con Nueva York, aunque el aire que se respira es similar.

Junto a la bolsa, no soy el del traje...

Junto a la bolsa, no soy el del traje...

En fín, que han sido unos días estupendos, donde ha habido tiempo para caminar mucho pero también para descansar (es lo que tiene viajar con una embarazada), para tener largos desayunos de una hora en el hotel con amigos y cenas en pizzerías del Soho donde solo se escucha español… ¿Por qué nos gustará tanto Londres a los españoles? Hay miles, no solo turistas, sino gente que vive allí, se ven corriendo en Hyde Park, sirviendo en restaurantes, volviendo del trabajo en los autobuses… ¿es que no hay otro sitio en el mundo que Londres para irse a aprender inglés?

Otro momento: paseo el domingo por la noche, zona de Westminster, con amigos y con Lidia, fotos nocturnas del Big Ben y del Parlamento desde el Puente de Westminster… sin turistas, ni un alma en la calle, todo para nosotros… frío pero ganas de caminar, de disfrutar de Londres por la noche, cuando la mayoría duerme… fue un momento privilegiado que disfrutamos mucho.

Anuncios

Publicado marzo 21, 2012 por D.Ferrer en Londres

Etiquetado con , , , , ,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: