Florencia en una tarde de primavera   Leave a comment

Florencia desde la Plaza de Miguel Ángel

Florencia desde la Plaza de Miguel Ángel

Muchos son los sitios con encanto de la capital toscana, la Piazza Michelangelo es sin duda uno de ellos. Tal vez esta plaza se asemeja más a un gran parking de autobuses de turistas que a una plaza en sí, pero las vistas que ofrece sobre la ciudad son sobrecogedoras, y es un lugar que merece una visita sin prisas, para quedarse embobado mirando el paisaje a media tarde sin pensar en el reloj.

Fachada de la Iglesia de San Miniato

Fachada de la Basílica de San Miniato al Monte

Las fotos más hermosas de Florencia están tomadas desde esta plaza, situada en una zona alta de la ciudad, sobre un monte en el que también se encuentra la Basílica de San Miniato al Monte, que es una joya que no pasa desapercibida. Una iglesia que sorprende tanto por su interior, con hermosas y enormes pinturas que cuelgan en las paredes, como por fachada, semejante a la de la catedral pero de menor tamaño y que se puede distinguir desde muchos puntos de la ciudad.

David, en la Plaza de Michelangelo

David, en la Plaza de Michelangelo

Era nuestra última tarde en Florencia antes de salir, al día siguiente, hacia Pisa. En unos 30 minutos caminando desde el centro llegamos a la iglesia, situada sobre la plaza de Michelangelo, tras haber subido durante un buen rato. El paseo y el cansancio tienen su recompensa al final, ya que la vista es inigualable. Desde aquí se podía ver toda la ciudad con sus monumentos más importantes destacando entre las casas. Tras visitar la iglesia bajamos, haciendo una pausa en uno de los bares para refrescarnos, hasta la plaza, donde están la mayoría de los turistas. Es uno de esos lugares de visita obligada en viajes organizados. La plaza es una gran esplanada coronada por una copia de la estatua de David, de Miguel Ángel. Es una plaza grande sin detalles, un lugar lleno de puesos donde comprar recuerdos de Florencia o botellines de agua. Lo único que salva al lugar son las vistas. Allí hay una escalinata donde da el sol de poniente algo de costado, la escalinata está cargada de gente de todas las culturas y lugares, turistas y lugareños que suben a disfrutar de la tarde, a tocar un instrumento musical o simplemente a estar con sus parejas. Un lugar romántico desde el que tomar alguna foto del río Arno cruzando una masa de pequeños edificios de techos anaranjados dominados por la cúpula de la Catedral, la torre del Palacio Viejo y todos y cada uno de los edificios de renombre que se pueden ir señalando con el dedo y nombrando como si de un mapa se tratase.

Y con esto le decimos ¡Hasta la próxima! a Florencia, y nos vamos a Pisa

Y con esto le decimos ¡Hasta la próxima! a Florencia, y nos vamos a Pisa

Anuncios

Publicado abril 24, 2011 por D.Ferrer en Florencia

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: