De vuelta de la gran manzana   Leave a comment

Empire State Building

Empire State Building

Nueva York era uno de los destinos favoritos para vacaciones para este año y por fín ha llegado… desde hace algún tiempo llevaba pensando en la visita a esta ciudad tan significativa e importante en el mundo. Este octubre, con poca antelación pero con muchas ganas hemos organizado un viajecito de una semana a la ciudad de los rascacielos y la experiencia ha sido increíble.

Habría muchos calificativos para Nueva York, pero uno de los más adecuados probablemente sea variada. La ciudad que no descansa es una ciudad donde todo el mundo puede tener cabida: los pobres y los ricos, los guapos y los menos guapos, los que siguen a la masa y los que pretenden ser diferentes. La capital del capitalismo, valga la redundancia, es una enorme urbe donde se aglutinan personas de todas las clases y procedencias, donde nadie mira a otro con extrañeza sino todo lo contrario, el respeto y la consideración por los demás es sorprendente y los neoyorquinos son un ejemplo de educación y buen comportamiento en muchas situaciones cotidianas donde en otras grandes ciudades el hecho de ser un desconocido hace que abunden los abusos. Los habitantes de Nueva York son un ejemplo, en su gran mayoría, en situaciones tan incómodas como en los transportes públicos abarrotados, en los pasos de cebra donde dudar es morir aplastado o en cualquier cola o en los muchos sitios de comida donde la gente respeta el turno y te tratan de maravilla.

Wall Street

Wall Street

Nueva York tiene un ritmo frenético, hay miles de sitios que visitar, miles de cosas que hacer y en cualquier lugar encuentras escenarios de películas o series de televisión. Sin duda es un lugar especial que hay que visitar una vez en la vida, al menos, y sin duda no sería una mala idea pasar allí algunos meses para conocerla más a fondo aunque, en mi opinión, no es un lugar donde yo me iría a  vivir toda la vida, o al menos esa es la impresión que me ha dado a mí.

Times Square y una sorprendida transeunte

Times Square y una sorprendida transeunte

Una semana en Nueva York ha sido más que suficiente para disfrutar de la vida de esta gran ciudad. Suficiente para ver la mayoría de sus mayores atracciones y para al mismo tiempo descansar bien y disfrutar de la tranquilidad de los cafés y los restaurantes. También ha dado tiempo para ver un partido de NBA de los Knicks contra Boston Celtics, así como ir a ver un musical en Broadway, para subir al Top of the Rock, para visitar el Museo Metropolitano de Arte, para recorrer Central Park (incluido el lago remando), para recorrer la quinta avenida al completo, para visitar donde estaba el World Trade Center, para ir a la Estatua de la Libertad… y muchas cosas más que os contaré en los siguientes posts.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: