¡¡Llegan las vacaciones, llega la locura!!   Leave a comment

Llegaron las vacaciones a Holanda, el verano es, como en el la mayoría del mundo occidental, época de vacaciones. Aquí, en este país de extrema organización, el periodo vacacional no podía ser menos. El gobierno organiza cada año, con bastante antelación por supuesto, cuándo son las vacaciones de una región u otra, evitando así masificaciones y que el país se paralice por completo. Así, ayer mismo comenzó el periodo de vacaciones para al norte de Holanda, las carreteras se llenaron de coches y caravanas que huían del país en el mejor momento de éste, cuando la temperatura es suave y los días son eternos…

Iluso de mí salí ayer a trabajar pensando que era un viernes cualquiera. Tras cruzar la frontera entre Holanda y Bélgica un poco más al sur de Breda comencé a ver gran cantidad de caravanas y vehículos que iban a rebosar de maletas, todos con la matrícula holandesa. Oh, oh… me dije, esto tiene pinta de operación salida… y así era, no mucho después me vi embotellado en un atasco que me hizo llegar tarde al trabajo el día en que normalmente tengo menos problema de tráfico. ¿No sabías que en Holanda también hay operación salida? Pues sí, la hay, y es bastante problemática.

Como ayer comenzaron las vacaciones de la región norte, la mayoría de las matrículas amarillas eran de la zona de Amsterdam. Era curioso ver la cantidad de caravanas que aparecen por las carreteras en estos días. Los holandeses son auténticos maestros en la conservación de viejas caravanas que pasan de generación en generación y que seguramente tengan recorridos miles y miles de kilómetros. La mayoría de ellas son de remolque. Es muy extraño ver coches sin el enganche para remolques en este país, y supongo que toda familia tiene un pequeño accesorio que sirve para llevar las bicicletas enganchadas en la parte trasera del coche que yo en España rara vez he visto (para ser honesto, creo que en España se utiliza más la baca). 

Ayer en la carretera las caravanas relentizaban mucho el trayecto, que se hizo eterno con constantes paradas. Por suerte no hubo ningún percance y el retraso no fue significativo, además, la mayoría iban hacia Bruselas, y supongo que desde allí hacia la costa sur de Francia y la Costa Brava, que son los destinos favoritos, y si no podéis visitar Roses y escuchar las conversaciones de alrededor, seguro que podéis identificar fácilmente una lengua que en apariencia puede ser alemán pero es un tanto distinta, el holandés. Es raro que un holandés no haya visitado nunca Barcelona, en cambio, haber pisado Madrid es algo mucho más excepcional. ¿A qué se debe esto? Pues principalmente, en mi opinión, a dos cosas: los holandeses miran por un euro más que Kevin Costner por Whitney Houston en El Guardaespaldas, y por otro lado los holandeses son unos apasionados de su coche, que para ellos en la segunda posesión más importante tras su casa, y van con él hasta el fín del mundo.

Tras la aventura en la carretera de ayer, hoy me he levantado pensando el porqué de esa huida masiva del país en verano. En Madrid, donde el asfalto se derrite, lo entiendo, pero…  ¿acaso no es la mejor época del año sin duda para estar en Holanda?… Sentado en mi terraza con el portátil en las rodillas, 22 grados en el termómetro de la estación de trenes y el solecito dándome en las piernas en esta agradable tarde de sábado, sigo sin comprender del todo a esta sociedad tan simple en unas cosas y a la vez tan compleja en otras.

Anuncios

Publicado julio 17, 2010 por D.Ferrer en Holanda

Etiquetado con , , , ,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: