Los encantos de la capital alemana: Berlín   Leave a comment

Puerta de Brandenburgo, uno de los símbolos de la ciudad

Puerta de Brandenburgo, uno de los símbolos de la ciudad

¡Qué ciudad tan particular es Berlín! No se parece a ninguna de las capitales que he visitado antes. Es una gran urbe sin atascos, sin grandes masificaciones en el centro, sin empujones en el metro en horas punta… una ciudad tranquila donde hay gente de todo tipo y que está muy marcada, en mi opinión, por la división que sufrió durante casi 30 años entre la Berlín del este y la del oeste.

Muro de Berlín en la East Side Gallery

Muro de Berlín en la East Side Gallery

Berlín es una ciudad moderna, totalmente reconstruida en el último siglo tras la destrucción que sufrió en la II Guerra Mundial. Todo parece renovado, no se ven casas antiguas o edificios importantes de los siglos 18 y 19. Prácticamente todo tiene un aspecto de haberse reconstruido en los últimos 60 o 70 años y esto la convierte en una ciudad diferente. No se trata de una ciudad con una modernidad futurista, apenas hay rascacielos ni edificios ultramodernos de oficinas, en cambio tiene hermosos barrios de viviendas a los que se accede por avenidas anchas bien alineadas.

Hay una clara diferencia, como decía, entre la parte occidental y la oriental. La occidental es la que se parece más al resto de ciudades de Europa, son los sectores que fueron durante los años de la división controlados por británicos, estadounidenses y franceses. Aquí se encuentra el parque más grande de la ciudad, el Tiergarten, que es una enorme superficie boscosa donde te puedes adentrar y olvidarte de que estás en una gran ciudad. Alrededor de este parque también se encuentran los edificios más modernos, sobre todo en la Postdamer Platz, un conjunto arquitectónico construido en apenas 3 años con varios edificios de oficinas supermodernos, un centro comercial, un cine y una gran plaza todo situado bajo una moderna cúpula acristalada.

Caballo de metal dentro de la Kunsthaus Tacheles, en uno de los edificios que simbolizan el movimiento okupa

Caballo de metal dentro de la Kunsthaus Tacheles, en uno de los edificios que simbolizan el movimiento okupa

Berlín no se parece a otras capitales europeas. Tiene poco parecido con Londres, París o Madrid y nada en común con Roma. No hay grandes monumentos como en esas capitales, es una ciudad, como digo, diferente, que se recorre de maravilla paseando y que sus lugares más importantes están marcados por la reconstrucción tras la guerra, por la separación de la ciudad por el muro. En la parte este, la que estuvo controlada por el régimen soviético, es la que concentra hoy día un mayor número de lugares de interés. Es la zona de moda para los artistas, las familias y los turistas. Aquí se encuentran grandes barrios de inmigrandes como el barrio turco o el judío. Esta zona es más sobria, los edificios son sencillos, construidos de forma práctica. Abundan los enormes bloques de apartamentos donde pueden vivir cientos de familias, son horribles.

Mujer de metal

Mujer de metal

Impresionante figura de metal en Oranienburger Strasse

Impresionante figura de metal en Oranienburger Strasse

Uno de los rincones más extraños y a la vez encantadores de Berlín se encuentra en la OranienburgerStrasse. En esta calle se pueden encontrar muchos bares, pubs y restaurantes de todo tipo. Es una zona con mucho movimiento por la tarde-noche y en la que también se encuentra un edificio que simboliza el movimiento okupa de los años 80. Se trata de un gran edificio que salta a la vista nada más cruzarte con él. Todo está lleno de grafitis (algo muy común en Berlín), y se puede ver el interior del mismo desde la calle porque le faltan ventanas y muros. La impresión que da no es demasiado buena, pero al adentrarte en él descubres un patio enorme que se ha convertido en una fábrica de arte. Se trata de un museo al aire libre donde se pueden ver figuras de metal como caballos, insectos, hombres gigantescos o enanos… hechos con pequeñas placas metálicas soldadas entre sí. La impresión que causan estas figuras es impresionante, y aún lo es más en el lugar donde se encuentran. En medio del patio hay una gran chabola levantada donde trabajan haciendo estas figuras varias personas, se puede escuchar música en vivo a todo volumen y el calor por los hornos es considerable. Todo este ambiente mezclado con el rojo oxidado de las placas de hierro te dejan la impresión de entrar en el infierno. Sin duda es uno de los lugares que creo imprescindibles en una visita a Berlín.

Símbolo de la caída del muro, esta obra se puede ver en la Galería del Este, la zona del muro más larga que queda en pie, con 1,3km de longitud

Símbolo de la caída del muro, esta obra se puede ver en la Galería del Este, la zona del muro más larga que queda en pie, con 1,3km de longitud

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: