Una pequeña escapada al sol   1 comment

Las Palmas de Gran Canaria desde el Auditorio Alfredo Krauss

Las Palmas de Gran Canaria desde el Auditorio Alfredo Krauss

¡Qué maravilla! Sólo puedo decir eso. ¡Vaya escapada de cuatro días! Después de un invierno gris y frío necesitaba un poco de sol así que Lidia y yo planeamos una escapada a algún lugar de Europa con buen tiempo y mirando el mapa descubrimos un pequeño rincón donde el sol brillaba: Las Islas Canarias. Sin pensarlo mucho, compramos los billetes para el día siguiente y el viernes pasado volamos desde Frankfurt hacia un paraíso de sol, temperaturas y tranquilidad.

Plaza de Santa Ana y Catedral

Plaza de Santa Ana y Catedral

Una mañana de sol y buena temperatura en Las Palmas antes de nuestra vuelta

Una mañana de sol y buena temperatura en Las Palmas antes de nuestra vuelta

Las Palmas de Gran Canaria es una ciudad sencilla y marcada por la presencia del océano a ambos lados de la misma. Es una ciudad muy completa, con muchos espacios abiertos para pasear y donde los niños juegan por las tardes. Una ciudad verde con una vegetación muy típica de las islas donde abundan las palmeras y los árboles de hoja perenne. Es un auténtico paraíso. Disfrutamos de cuatro días con una temperatura de unos 25 grados durante el día y unos 18 por la noche, ideal para disfrutar de la playa e incluso darse el primer baño del 2010 en aguas del Atlántico, y para pasear o hacer deporte cuando cae el sol.

Vivimos cuatro días de ensueño, sin necesidad de hacer nada más que disfrutar del tiempo que se nos ofrecía. Nos levantábamos y nos íbamos a la playa a disfrutar del sol suave pero que calienta de las primeras horas de la mañana. Cuando hacía más calor disfrutábamos de un paseo mojándonos los pies en la orilla y después de una agradable comida en alguna de las muchas terrazas de restaurantes del paseo marítimo, disfrutábamos de una siesta reponedora para seguir disfrutando de la tarde con energía.

Pero Las Palmas, además de sol y playa, tenía muchas cosas que ver y disfrutar, como su centro histórico, aquí está la Plaza de Santa Ana, frente a la Catedral

Pero Las Palmas, además de sol y playa, tenía muchas cosas que ver y disfrutar, como su centro histórico, aquí está la Plaza de Santa Ana, frente a la Catedral

Hemos tenido tiempo para todo: para comer bien, para dormir sin horarios, para pasear, para ir al cine, hacer deporte e incluso ir a ver un partido de baloncesto del Gran Canaria en la mañana del domingo. Una escapada de cuatro días que hace el retorno a Alemania una dura vuelta a la realidad y al día a día. Atrás dejamos la tranquilidad de los canarios y de las gentes de Las Palmas, la amabilidad de los camareros en la cafeterías y bares y tantos otros detalles agradables. Ha sido un viaje excepcional lleno de momentos especiales.

Anuncios

Una respuesta a “Una pequeña escapada al sol

Suscríbete a los comentarios mediante RSS.

  1. Se me ha hecho la boca agua, llevo mas de treinta años soñando con ese viaje me alegro muchisimo por vosotros que lo habeis podido disfrutar besitos os quiero un monton

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: