Revolución en el equipo   Leave a comment

La situación en el equipo va cada vez a peor. Este fin de semana hemos vuelto a perder. Pero eso no es lo peor de todo, y es cada vez estamos jugando peor y perdiendo por más puntos. Haciendo el ridículo. El equipo está desastroso y hemos decidido, los jugadores, comenzar una revolución.

Volviendo del último partido, que perdimos por más de 30 puntos en Groningen, a 3 horas de Tilburg, decidimos que nuestro problema es una clara falta de motivación y disciplina. En este momento no hay equipo dentro del campo y hemos dejando de respetarnos como compañeros y, sobre todo, hemos perdido toda fe en el entrenador, si es que la tuvimos en algún momento.

Lo cierto es que desde casi el principio de la temporada había varios jugadores descontentos con el entrenador. No salían las cosas bien, no disfrutábamos en los entrenamientos, no había competitividad y los ejercicios eran muy repetitivos, tanto que las 2 horas de entrenamiento se hacían eternas. Además, todos pensábamos que los sistemas de ataque no se adaptaban para nada a nuestro tipo de jugadores y que la defensa se había olvidado por completo. En cierto momento cuando empezaron las derrotas hablamos con el entrenador para cambiar algo de todo esto, pero resultó que tras varias semanas nada había cambiado, seguímos haciendo los mismos ejercicios durante media hora de entrenamiento, sin intensidad y con falta de actitud. Cierto es que estas dos cosas deben salir en primer lugar de los jugadores, pero no nos engañemos, cuando el entrenador deja de pedírtelas y sabes que dar más o menos en los entrenamientos no va a afectar en absoluto a los minutos que juegues… que solo importa meter más puntos, pues, al final, los jugadores se relajan y caen en una dinámica de la que es muy difícil salir.

Durante la vuelta del viaje a Groningen hablamos todos en el microbús (sin el entrenador), y llegamos al acuerdo de que ninguno de nosotros estaba contento con él como entrenador, que ya no creemos en él ni lo respetamos como tal, y que por lo tanto lo mejor es ser francos y decirle lo que pensamos. Sabemos que la única solución en este momento es un cambio radical, y creemos que lo mejor para todos es cambiar el entrenador. Así que hemos planteado esta “revolución” en la que los jugadores vamos a intentar librarnos del mister. En unos días sabremos qué ocurre…

Anuncios

Publicado enero 25, 2010 por D.Ferrer en baloncesto

Etiquetado con , ,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: