¿Qué hacer en una tarde otoñal en Düsseldorf?   Leave a comment

¡¡Montones de cosas!! En Dusseldorf hay montones de posibilidades para entretenerse en una tarde de otoño, es una ciudad dinámica donde la gente parece disfrutar mucho fuera de casa, ya no solo comprando, como los holandeses, sino también paseando, viendo los escaparates y puestecillos del centro o simplemente observando a la gente.

Tarde típica de otoño en Dusseldorf, finales de noviembre, ha llovido toda la mañana por lo que me he quedado en el hotel estudiando y navegando por internet. El tiempo mejora por la tarde, deja de llover e incluso se abre algún claro entre la espesa capa de nubes que perdura sobre el centro de Europa desde la semana pasada. La temperatura es más que agradable para pasear, unos 14 grados, una chaqueta primaveral basta. Me preparo y salgo del hotel en busca del metro-tranvía que tiene una parada a menos de 100 metros de donde estoy. Cojo el tranvía, no pago, parece que aquí nadie lo hace aunque aún tengo mis dudas… Es rápido y cómodo. En menos de 10 minutos estoy en la estación de trenes, donde pregunto por el horario de trenes para Venlo, desde donde cogeré el jueves otro tren hacia Tilburg. De la estación me voy paseando por una zona llena de comercios y restaurantes orientales. Hay muchos sitios de masajes y… ¿algo más que masajes?

Llego al corazón de la ciudad, donde se concentran las tiendas. La gente se multiplica y las calles se iluminan porque comienza a oscurecer. Los escaparates lucen sus mejores galas, paso por delante de tiendas de lujo en la zona más chic de la ciudad: Valentino, Gucci y otras tantas boutiques donde no he puesto un pie en mi vida (ni tengo interés en hacerlo). En la misma avenida hago una pausa, entro en un Starbucks y pido un “grande capuccino”, me ponen un cubo de café donde puedo casi nadar, aunque en realidad la mitad es solo espuma. Busco un rincón tranquilo y bien iluminado en la primera planta y allí me siento a leer y a tomarme el cafelillo con calma, disfrutando de mi libro.

Metro de Dusseldorf

Metro de Dusseldorf

Después camino sin rumbo, tengo un par de cosas que hacer en mente pero no tengo prisa por hacerlas. Una es comprar un móvil alemán y otra buscar un regalito para Lidia. Ambas llegan sin necesidad de ir a buscarlas. El centro está súper animado, hay cientos de puestecillos de artículos de navidad, dulces, salchichas de medio metro, panes típicos, castañas… la gente pasea entre ellos y algunos se paran y deciden comprar algo. A mí se me abre el apetito con tanto olor y tanta gente comiendo y me decido por un puesto en el que venden pan rústico y una especie de trozos de masa horneada con queso y patatas encima, pido el pan para llevármelo al hotel y un trozo de “pizza” para comérmela, el precio es un poco exagerado pero no me importa.

Con mi comida en la mano sigo caminando, todavía queda tarde por delante. La gente con la que hablo, en las tiendas o que intentan entrevistarme por la calle para venderme una suscripción a algo, son muy agradables, simpáticos y curiosos por saber de dónde vengo y qué hago en Dusseldorf tan ocioso. Parecen personas abiertas y muy dados a conversar. Mientras termino mi comida veo otros puestos de cosas típicas: masa de patata frita, salchichas de todos los colores y tamaños, castañas asadas, algo parecido al chocolate caliente en taza… me dan ganas de probarlo todo, pero pienso que ya tendré tiempo y oportunidad.

Y llego a mi último destino, una gran librería de 5 plantas que ocupa todo un edificio en el centro. Voy directo a la sección de libros internacionales (el alemán todavía no lo domino) y me paseo entre las novelas en inglés, hasta llegar a las de español. De esta sección escojo dos, las pago y pido que me las envuelvan. Al salir de nuevo a la calle ya es noche cerrada y casi las seis de la tarde, hora de volver al hotel. La estación de metro está cerca y en menos de 15 minutos estoy de vuelta en la habitación, con el pan todavía caliente y un paquetito envuelto para regalo. Ha sido una tarde muy entretenida en Dusseldorf, una ciudad con mucha vida.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: