En el fin de semana: rumbo a Bélgica   1 comment

No es una imagen de película, es Gante desde mi cámara

No es una imagen de película, es Gante desde mi cámara

Durante el fín de semana decidimos visitar el país vecino: Bélgica. Desde que Lidia y yo llegamos a Holanda hemos visitado muchas ciudades de los alrededores de Tilburg, tanto en Holanda como en su vecino del norte, y ambos estamos de acuerdo en que las ciudades de Bélgica tienen un encanto distinto y que son bastante más bonitas en general. Es cierto que cada una tiene su estilo, pero no hay duda de que el centro de Bruselas, de Brujas, Gante o Amberes son impresionantes y creo que ninguna ciudad de Holanda, de las que hasta ahora hemos visitado, puede competir con ellas, salvo, tal vez, Utrecht y Mastricht.

Mis padres frente al Ayuntamiento de Gante

Mis padres frente al Ayuntamiento de Gante

La fama de Brujas en España es increíble, en mi opinión desmedida, pero se ve que la historia y las agencias de viaje hacen de esta ciudad el destino preferido por los españoles en el Benelux. Mis padres venían con la idea de tenían que visitar Brujas, ya que todo el mundo en España les decía que no se lo perdieran. Para mí hay ciudades más bonitas que Brujas, pero eso sólo es mi opinión.

Aprovechando que ni Lidia ni yo habíamos visitado Gante aún, decidimos ir el sábado hasta allí. Gante es una ciudad del mismo estilo de Brujas o Amberes, con un centro lleno de edificios de estilo típico belga preciosos, muchas iglesias y plazas monumentales. La verdad es que Gante nos encantó, disfrutamos de un día soleado y muy agradable paseando por sus calles y comimos estupendamente en el mercado de la carne, frente al castillo. Gante nos sorprendió a todos, sus plazas, la gente, los precios de la comida, la arquitectura, el precioso paseo por los canales, las muchas iglesias y el castillo, que ofrece magníficas vistas sobre toda la ciudad. Es una ciudad que tiene de todo, mucho más cerca que Brujas (con respecto a Tilburg), y con menos turistas, ya que la fama de la primera se los lleva todos.

Hicimos muchas fotos en Gante, el día acompañó, la tarde era super agradable y paseamos junto al canal principal con las cámaras en mano y sin prisas. En el castillo nos recreamos e hicimos fotos a todo, como los típicos turistas japoneses, estábamos disfrutando.

Calle del centro de Gante

Calle del centro de Gante

Después de ver Gante y como ahora las tardes aquí son muy largas, decidimos acercarnos a Bruselas. Allí no estuvimos tanto tiempo y fuimos directamente a los lugares más conocidos: el Parlamento Europeo, la plaza central y el Manneken Pis. Bruselas estaba muy animada, es una gran ciudad y eso se nota. Estuvimos callejeando por el centro un buen rato, contando cosas de nuestra última visita allí y mirando escaparates de chocolate y recuerdos. Fue una tarde de lo más completa. Estuvimos a punto de sentarnos a cenar en alguna de las terrazas de la calle de los restaurantes, que entre las seis y las diez de la noche está abarrotada de mesas, comensales y camareros que no solo sirven las mesas sino que también intentan atrapar a más clientes. Es una de las calles más animadas a esa hora de la tarde y si la visitas con algo de hambre no tardarás mucho en caer en las redes de algún camarero avispado que acierta con tu idioma a la primera y te enseña la carta. Los precios no son abusivos en cuanto a la comida, pero la bebida es algo excesiva. De todos modos, en una visita a Bruselas no se puede mirar la cartera, no es una capital especialmente cara por lo que de un lugar a otro no hay mucha diferencia. La especialidad son los mejillones con patatas fritas, pero también se pueden ver paellas y todo tipo de pescado. La pinta de todo es estupenda. Yo todavía no he probado nada allí.

Vista de Gante desde el castillo

Vista de Gante desde el castillo

Tras este día tan completo emprendimos la vuelta a casa, a Tilburg. La casualidad hizo que aparcaramos bajo la Plaza de España, un rincón bastante descolorido en el mismo corazón de la ciudad donde se encuentra la estatua del Quijote y Sancho Panza. El día había sido agotador y el domingo se presumía similar, así que no tardamos en irnos a dormir.

La vista desde algunos puntos no era demasiado amplia...

La vista desde algunos puntos no era demasiado amplia...

Anuncios

Publicado agosto 15, 2009 por D.Ferrer en Bélgica

Etiquetado con

Una respuesta a “En el fin de semana: rumbo a Bélgica

Suscríbete a los comentarios mediante RSS.

  1. quiero conocer tu pais

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: