Archivo para julio 2009

Un julio no demasiado agradable   Leave a comment

Tras volver de España me he encontrado en Holanda un panorama nada agradable, ya que apenas he visto el sol en estas últimas dos semanas. Lluvia y más lluvia, esto es lo que parece predominar en este mes veraniego en el país de los tulipanes. No me extraña por lo tanto que todo siga tan verde y tan bonito como durante la primavera, aunque por desgracia no quede mucho tiempo veraniego para disfrutarlo.

Hay quien dice que siempre es así, que en julio siempre llueve mucho por aquí, y hay quien dice que nunca se sabe, que tal vez no llueva más en el medio mes que queda y salga el sol… pero la verdad es que por el momento no se puede establecer una regla. Por el momento la semana ha terminado con un respiro de sol, aunque hayan sido unas horas esta tarde, suficiente para salir a la calle y disfrutarlo con un paseo en la bici (qué forma más típica, ¿verdad?). La semana que empieza lo hace con algo de lluvia y nubes, así que bueno, habrá que pensar más en el trabajo que en otra cosa, y ya llegará el buen tiempo!!

Anuncios

Publicado julio 12, 2009 por D.Ferrer en Holanda

La crisis mental también es importante   1 comment

En mi reciente visita a Málaga he tenido la oportunidad de comprobar que la crisis no solo afecta a la construcción y en general a la economía del país, sino que también afecta a la mentalidad de muchas personas que se han visto bombardeadas con la idea de que todo va muy mal en España, de que no hay trabajo, de que los parados no paran de aumentar y los bancos de perder dinero… ¿No es acaso el tiempo de crisis cuando la gente es más emprendedora e imaginativa? Este es el momento de comenzar algo nuevo, de intentar conseguir algo mejor, de buscar una salida para este momento que sea beneficiosa en el futuro, cuando esta maldita crisis pase, si es que lo hace.

Lo peor de esta crisis y del bombo que se le ha dado es que ha minado la moral de las personas, y eso es lo peor que puede existir para mejorar la situación económica de España. La mitad de mis amigos de Estepona y Málaga está en paro o simplemente desempleados viviendo en casa de sus padres. Casi todos ellos tienen carreras universitarias y han estado trabajando varios años, son personas cualificadas y preparadas, pero en este momento piensas que no van a encontrar trabajo y por eso, casi todos, ni lo buscan. Es una actitud conformista que yo no comprendo, ya que pienso que siempre hay trabajo, tal vez no de lo que queremos, pero siempre hay algo, y más aún si hablamos de la Costa del Sol en verano.

La crisis está afectando, de eso no hay duda, pero lo que no puede hacer es generar una pasividad y una desesperanza en los jóvenes que piensan que no van a encontrar trabajo y por eso vuelven a vivir como cuando tenían 18 años y regresaban a la casa de sus padres en verano para disfrutar de la playita y de unas cañas con los amigos por la noche. No, eso es caer en lo fácil, vivir sin esperanzas, no es posible que en una semana en Estepona y Málaga haya escuchado la frase: “A ver si me sale algo”, más de 5 veces de personas distintas, ¿cómo es posible? ¿qué te va a salir si no lo buscas, si no sales de aquí para encontrarlo? ¿crees acaso que te va a caer de un árbol o que te va a llamar un amigo dicíendote que tiene la oferta perfecta para tí? Eso es imposible, no hay que engañarse, ahora es el momento de coger lo que sea, de emprenderse en una aventura empresarial, por loca y pequeña que sea e intentar salir adelante, es el momento de tener metas, no de mirar al futuro sin esperanzas: si no tengo trabajo, pues hago cursos para desempleados, 1, 2 o 20 si es necesario, pero no me quedo parado mirando las musarañas, porque así, a mis 26 años, no hago nada.

De esta crisis saldremos pronto y los más beneficiados serán los que han sabido buscarse las habichuelas durante la misma, esos que verán crecer su negocio cuando la cosa frorezca de nuevo, esos que ahora se estrujan los sesos buscando como aprovechar cada euro para llegar a fin de mes, esos que deciden hacer 4 cursos en verano y que luego tendrán un currículum completo, para esos, y no para los otros, es el futuro.

Publicado julio 9, 2009 por D.Ferrer en Málaga

La ola del melillero   7 comments

Ocho menos cuarto de la tarde de cualquier día de verano. Playa de La Misericordia en Málaga. Miles de personas disfrutan de las últimas horas de sol a la hora que el mar está más apetecible para un baño y el calor ya no aprieta tanto. Un moderno barco, llamado el melillero, hace su entrada en el puerto de Málaga, a poca distancia, y desaparece de la vista de los bañistas. De repente algunas personas comienzan a recoger sus cosas simplemente para trasladarlas unos metros tierra adentro, son los malagueños de toda la vida, los que conocen bien la playa de La Misericordia y a los que no se les escapa detalle. Algunos los miran extrañados y sienten que se están perdiendo algo, otros, sin embargo, no se dan cuenta de nada y siguen disfrutando del calorcito tumbados en la toalla. Los niños se agitan nerviosos, de repente todos parecen querer darse un baño, pero miran al horizonte, no juegan, solo esperan impacientes.

Pasas algunos minutos, las ocho menos diez de la tarde, es casi el momento, la agitación crece, los “listillos” miran a los “despistados” que aún quedan tumbados cerca de la orilla. Hay alguien que acude a informar a unos turistas despistados: “Mejor que mováis vuestras cosas más pa’dentro”. Pero la mayoría solo observa, es un momento único en el día, un momento muy malagueño.

El mar está en calma, pero de repente comienza a agitarse, viene una ola algo más grande, y otra y por fín una mucho más grande que hace gritar a los niños de alegría y eleva los comentarios: “ahí está”, “esa es”, “ya viene”… y otros del estilo. La arena seca se agita y el agua avanza por la playa arrastrando todo lo que encuentra a su paso: toallas, bolsas, móviles, periódicos, sillas de playa, camisetas… y hasta a algún que otro despistado que aún no ha tenido tiempo de levantarse y huir despavorido playa adentro cogiendo sus enseres lo más rápido posible.

Es “la ola del melillero”, un fenónemo que viene ocurriendo en la playa de La Misericordia desde hace muchos años y que es muy conocido entre los malagueños de esa zona, aunque aún, por suerte, es un misterio para muchos otros. Puedes ver un vídeo real pinchando AQUÍ.

Publicado julio 8, 2009 por D.Ferrer en Málaga

Etiquetado con , , ,

La noche más especial del año   Leave a comment

Desde hace algunos años viene siendo costumbre disfrutar de la noche más corta del año en la playa de Málaga. Es la noche de San Juan, cuando la playa se llena de hogueras y de gente que por uno u otro motivo acuden a la playa en torno a las doce de la noche.

La tradición cuenta que en la noche de San Juan, para tener buena suerte durante el año, es necesario entrar en el mar a las doce en punto de la noche, además de quemar las cosas viejas en una hoguera y saltar sobre el fuego. Al menos es así como yo la conozco, aunque cada uno la hace a su manera, hay quien se moja los pies, hay lugares en los que se arroja un clavel al mar a la vez que se piden deseos, o se queman muñecos que se burlan de algún tema de actualidad o un personaje famoso… Hay montones de costumbres y depende de la zona a la que vayas, por ejemplo, en ciertos pueblos del interior es una noche para llenar cubos de agua y lanzarlos a la gente que pasa…

En fin, una noche mágica, una noche para disfrutarla. En mi caso es una tradición ir a la playa y entrar en el mar a las doce en punto. Desde hace unos cuantos años la playa de la Misericordia, en Málaga, es el escenario que elijo. Es un lugar increíble que esa noche está repleto de gente que pasa algunas horas en la playa. Desde allí se pueden ver de maravilla los fuegos artificiales que anuncian la medianoche, es un ratito mágico.

Este verano tuve la suerte de llegar a Málaga el mismo día en que se celebra, por lo que pude disfrutar del tradicional baño y de los fuegos artificiales. La noche estaba muy tranquila y el agua estupenda, así que todo acompañó para que viviese un año más la noche más especial del año, como no, en Málaga.

Publicado julio 5, 2009 por D.Ferrer en Málaga

Estepona, ciudad de buenos momentos   Leave a comment

La playa de Estepona al atardecer

La playa de Estepona al atardecer

No hay ningún otro lugar que me traiga a la mente tantos recuerdos. Estepona fue la ciudad de mi infancia y es donde me siento en casa de una manera más natural, allí tengo muchos recuerdos y allí siempre me encanta volver. En estas últimas vacaciones he tenido la oportunidad de pasar en Estepona algunos días, no muchos, por desgracia, pero suficientes para disfrutar de mi familia, de la compañía de algunos amigos y de muchos lugares que me encantan. Han sido días de disfrute tranquilo, de paseos por la playa, de comer pescado fresco… una maravilla, vamos, en resumen.

Después de unas sardinas en un chiringuito... un paseito para mi padre... y mi sobrinito

Después de unas sardinas en un chiringuito... un paseito para mi padre... y mi sobrinito

El buen tiempo acompañó... demasiado a veces!!!

El buen tiempo acompañó... demasiado a veces!!!

…la playa, que pena no poder tenerla siempre cerca. Existen pocos lugares que me traigan tan buenos recuerdos como la playa de Estepona, un lugar increíble en una ciudad donde se respira calidad de vida y tranquilidad. Dicen que Estepona fue la localidad con mayor natalidad en toda España hace un par de años. No me extraña nada, en ningún lugar se pueden ver tantos carritos y tantos niños pequeños en los parques, y es que la gente elige vivir en Estepona para asentarse, para que crezcan sus hijos, es sin duda un buen lugar para ello.

Han sido unos días maravillosos en compañía de mi familia, unos días ideales para recargar fuerzas y volver al día a día de Tilburg.

Publicado julio 4, 2009 por D.Ferrer en Otros viajes

Etiquetado con , ,

¡¡Y de nuevo vacaciones!!   Leave a comment

¿Tienes un euro? De fondo, el Banco Central Europeo, en Frankfurt

¿Tienes un euro? De fondo, el Banco Central Europeo, en Frankfurt

El verano ya ha llegado a Holanda y se nota, hemos llegado a ver 37 grados en el termómetro hoy!!! ¿Quién dijo que en Holanda hacía frío? Desde luego no creo que esto sea normal pero hoy hace un calor bochornoso de estos que no invitan a nada salvo a pasar las horas en algún lugar fresquito y con una cervecita. Por suerte estamos de vacaciones y eso ayuda a pasar las horas muertas sin remordimiento de conciencia, unas vacaciones que llegan a su fin este fin de semana y que han sido increíbles sobre todo por la semana en Málaga, pero antes estuvimos en Alemania visitando un par de ciudades: Colonia y Frankfurt, las dos algo decepcionantes.

La Catedral de Colonia

La Catedral de Colonia

Por un lado Colonia resultó interesante, la catedral y el río son muy bonitos, pero por desgracia el tiempo no acompañó y creo que eso desluce mucho una ciudad. Creo que hubiese sido diferente con buen tiempo, pero bueno, la oportunidad pasó y no me gustó mucho. Lo mejor, el ambiente en las calles, la gente parece un poco más social que en Holanda y salen a comer fuera, a charlar y sobre todo a beber cerveza, hay miles de terrazas y bares típicos, la verdad que en cuanto a comida no está nada mal, opciones de todos los tipos y es más económica que Holanda.

Por otro lado Frankfurt es una ciudad muy moderna, con rascacielos y un centro histórico pequeñito. El contraste es curioso aunque la ciudad no tiene demasiado que ver. El tiempo no acompañó nada, llovió y hacía viento, así que la ciudad pareció un lugar gris y bastante triste, lo siento por ella, pero es la sensación que a mi me queda de Frankfurt y en general de Alemania, espero tener oportunidad de cambiar este parecer en próximos viajes.

Publicado julio 2, 2009 por D.Ferrer en Otros viajes

Etiquetado con ,