A orillas del Escalda: Amberes   Leave a comment

Plaza céntrica de Amberes, la Grotemarkt

Plaza céntrica de Amberes, la Grotemarkt

Bueno, bueno, bueno, pues la primavera está en su máximo esplendor en Holanda y por suerte estoy disfrutándola bastante. Hace un tiempo perfecto para irse de fin de semana a visitar sitios, con sol pero sin mucho calor, un clima ideal para recorrer las calles de Amberes durante el domingo sin cansanse demasiado y disfrutando de muchos buenos ratos.

Amberes ha sido toda una sorpresa, ya que habíamos planeado visitar Bruselas durante este fin de semana, y por falta de ganas decidimos no ir hasta tan lejos y quedarnos algo más cerca de casa. Decidimos que Amberes, a unos 50 minutos de Tilburg, sería una buena opción, y vaya si lo ha sido, he terminado encantado.

Torre de la Catedral de Nuestra Señora, la más importante y de mayor tamaño de Amberes

Torre de la Catedral de Nuestra Señora, la más importante y de mayor tamaño de Amberes

Hace apenas una hora que llegué a casa y casi no he tenido tiempo de descargar las fotos al ordenador, pero me apetecía mucho contar lo que me había parecido la ciudad, que es una de las más importantes de Bélgica, con el segundo puerto más grande de Europa, su propio aeropuerto, universidad y mucho más. Una gran urbe que está, como ya digo, a menos de una hora de autovía desde Tilburg.

Lo que iba a ser un día tranquilo al sol ha sido al final un día de recorrer las calles del centro de la ciudad, entrar en algunas de sus enormes iglesias y en la Catedral, como no, de sorprendente tamaño todas y de gran valor artístico, ya que Amberes fue la ciudad de Rubens, donde vivió y murió este artista del siglo XVII. Por suerte todavía vivo, y no como ocurre en muchos otros casos, fue considerado un importante pintor y escultor, y ayudó en gran medida a embellecer la ciudad. Hay múltiples obras de Rubens en la Catedral, así como en otras iglesias, en una de las cuales yace muerto en un lugar de privilegio.

Pero Amberes me ha parecido mucho más que sus iglesias. Tiene un centro muy grande, con muchas calles peatonales y plazas donde hay múltiples restaurantes internacionales (sobre todo italianos), cafeterías y también tiendas. Es un lugar con mucha vida incluso en domingo, ya que se trata de una ciudad turística, que se puede visitar a pie perfectamente aunque también hay autobuses turísticos y paseos en carro de caballos.

Catillo a orillas del Escalda donde se encuentra el Museo de la Marina

Castillo a orillas del Escalda donde se encuentra el Museo de la Marina

El idioma no es un problema, y la verdad es que no me ha quedado claro que se habla allí, si holandés (como en algunas zonas del norte de Bélgica), o francés (como en el sur), o flamenco o lo que sea. La cuestión es que todo está en muchos idiomas y te puedes cruzar con turistas de todo el mundo, pero en especial con españoles, que me parece que abundaban hoy en Amberes. Es curioso, ya que en las dos visitas a ciudades belgas: Brujas y Amberes, he tenido la sensación de cruzarme con muchos más españoles de los que he visto en 6 meses en Holanda. Tal vez Bélgica, por aquéllo de los emigrantes durante la dictadura, sea un país mucho más “atrayente” para los españoles. En cualquier caso, es agradable ver gente de tu tierra, aunque la falta de costumbre pueda jugarte una mala pasada por hablar más de la cuenta pensando que nadie te entiende…

La plaza del mercado o Grotemarkt es, en mi opinión, el lugar más hermoso de la ciudad, con una preciosa fuente que simboliza el origen “mítico” de Amberes donde, según cuenta la tradición, vivía un gigante en una orilla del río, que como precio a todo aquél que quisiese cruzar el Escalda, les cortaba una mano y la lanzaba al río. Este gigante fue derrotado y castigado con la misma moneda, lo cual se refleja en la fuente. En uno de los laterales de la plaza se encuentra el ayuntamiento, que es un magnífico edificio, y en los otros lados hay edificios típicos muy antiguos y que son, en mi opinión, la estampa imagen perfecta de la ciudad

Ayuntamiento de Amberes desde la Grotemarkt, un edificio que se construyó en 1565

Ayuntamiento de Amberes desde la Grotemarkt, un edificio que se construyó en 1565

Hay muchas otras cosas que visitar, pero tampoco me quiero convertir en una guía de turismo, como parece que estoy haciendo últimamente, si queréis saber más, podéis preguntar y gustosamente hablaré más de la ciudad. Sí quiero decir que me ha sorprendido mucho, ya que desconocía que fuera tan interesante y que tuviese tantas cosas, y aunque me ha parecido algo cara, creo que es una visita perfecta para los que vengan por esta zona de Holanda o pasen unos días en Bélgica.

Anuncios

Publicado mayo 10, 2009 por D.Ferrer en Bélgica

Etiquetado con , ,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: