Vacaciones en Malta III: Paseo en barco y Mdina   Leave a comment

Crucero por Valletta y el Gran Puerto

Crucero por Valletta y el Gran Puerto

Llegamos al segundo día de vacaciones en Malta, el día que decidimos hacer un pequeño crucero para ver desde el mar las ciudades más importantes de Malta, entre ellas, por supuesto Valletta, Sliema y las Tres Ciudades. El crucero lo tomamos desde Sliema en un día estupendo y poco a poco fuimos recorriendo todas y cada una de las bahías de esta hermosa zona de Malta.

Vista de Valletta desde el barco

Vista de Valletta desde el barco

Desde el barco disfrutamos de las vistas de Sliema y toda su costa, Valletta, el Fuerte Manoel, que está situado en una pequeña isla junto a Valletta, así como de todo el Gran Puerto y las bahías que separan a Las Tres Ciudades: Vittoriosa, Cospicua y Senglea, una zona que reúne uno de los puertos más grandes del mundo, con zonas dedicadas a la reparación de todo tipo de barcos, así como muelles para cruceros y miles de yates de todo tipo.

Puerta principal de Mdina

Puerta principal de Mdina

La verdad es que fue un paseo más que agradable, ya que, como digo, hacía un gran día y apetecía mucho estar al sol con la brisa del mar. Desde el mar se pueden observar perfectamente todos las fortificaciones, las murallas que rodean a las ciudades y la verdadera dimensión del Gran Puerto, que es impresionante. Por desgracia, desde tierra no es posible visitar las fortificaciones en su totalidad, la mayoría están cerradas por obras o porque son utilizadas como escuelas militares. Pero de todos modos creo que lo impresionante de estas construcciones se ve desde el mar, desde dónde es fácil imaginar los pequeños barcos de la edad media con sus cañones intentando conquistar estas ciudades que presentan un aspecto imponente.

Calles de Mdina

Calles de Mdina

Después del paseo nos dispusimos a visitar la ciudad que más me gustó: Mdina, que quiere decir medina (palabra árabe que significa ciudad), y que fue la capital de Malta durante mucho tiempo. Mdina es sencillamente impresionante, una ciudad perfectamente conservada desde tiempos inmemoriales. Como no, está totalmente amurallada, y domina desde su posición alta toda la isla de Malta. Se encuentra a unos 15 o 20 minutos en coche de Valletta y es fácil llegar en autobús durante todo el día.

Portada de la Catedral de Mdina

Portada de la Catedral de Mdina

Mdina me dejó una estupenda impresión. Llamarla “ciudad” es demasiado, ya que se pueden recorrer la totalidad de sus calles en una media hora. Pero son numerosos los lugares que merece la pena visitar, como la Catedral de San Paul, que es impresionante.

Cúpula de la Catedral de San Juan en Mdima

Cúpula de la Catedral de San Juan en Mdima

Lo más encantador de Mdina es pasear por sus calles, la mayoría peatonales. Disfrutar de los muchos edificios de estilo barroco y perfectamente conservados es un auténtico placer. Además, es posible rodear toda la ciudad desde lo alto de sus murallas, y desde allí se obtienen impresionantes vistas de la isla.

En Mdina comimos, además, muy bien, a precios más económicos que en la zona de Valletta y Sliema y en un precioso patio de un antiguo palacete. Sin duda fue un día muy completo que nos dejó muy buen sabor de boca.

Al final, por la noche, sólo nos quedaba recorrer las calles de Sliema, vacías a esta hora, para llegar a la zona de ocio nocturno, San Julián y Paceville. Allí hay numerosos pubs, bares, discotecas y sobre todo restaurantes, la mayoría de ellos de estilo italiano, con pizzas y pastas.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: