Vacaciones en Malta I   Leave a comment

¡Vivan las vacaciones! Cuánta falta me hacían… pero por fín llegaron (y ya se han ido), toda una semanita libre que aprovechamos para visitar Malta, uno de esos lugares del que todo el mundo sabe algo pero en realidad no sabe nada, porque se trata de unas islas desconocidas en gran medida, o al menos eso me parece a mí. Cuando empecé a buscar algo de información sobre Malta me dí cuenta de que era un lugar de lo más interesante para visitar, no sólo por su clima: mediterráneo, sino también por sus muchos monumentos, iglesias y lugares históricos, algunos de los cuales datan de antes de las pirámides de Egipto.

Paseo marítimo de Sliema, al fondo Valletta

Paseo marítimo de Sliema, al fondo Valletta

En total estuvimos en Malta seis días, aunque en realidad eran cuatro, ya que llegamos por la noche del primero y nos fuimos muy temprano el último. Pero cuatro días son más que suficientes para disfrutar de la isla principal y de sus muchos lugares interesantes. Malta es una isla pequeña, que concentra la mayoría de la población en una misma zona, en torno a la capital: Valletta. Casi todas las ciudades importantes están pegadas a ésta, formando una gran ciudad de pequeños edificios muy antiguos que se alarga por la costa.

Se trata de una isla fundamentalmente rocosa , algo que me decepcionó en parte, porque esperaba visitar algunas playas. Nada de nada, sólo hay unas pocas calitas y tal vez una playa un poco más grande, pero no me parece, ni mucho menos, un destino de playa, como en algunos lugares lo venden. Es más bien una isla para los amantes del buceo, ya que el Mediterráneo es tan claro como el Caribe en esta isla, y se intuyen fondos impresionantes. A pesar de que ha hecho bastante calor durante esta semana -en torno a los 25 grados casi todos los días- el agua estaba bastante fría y no invitaba a baños, así que pasamos todos los días disfrutando del sol pero paseando por los diferentes escenarios que ofrece la isla.

Calles de Valletta

Calles de Valletta

Por otro lado, hay que decir que el transporte dentro de Malta es una aventura. Al haber sido una colonia inglesa conducen por la izquierda, y si añadimos eso a que no existe demasiada regulación y que todo el mundo va un poco por libre… pues alquilar un coche puede convertirse en toda una proeza, aunque creo que es la mejor manera de visitar toda la isla a tu gusto. Nosotros optamos por el transporte público, sobre todo el autobús, y ésto es algo más que curioso, ya que los autobuses son parte del encanto de Malta. La gran mayoría son antiquísimos, de los años 50 y 60 tal vez, son preciosos por fuera, pero nada confortables para subirse en ellos: asientos pequeños y monoformes, sin apenas respaldo, donde es imposible ir de pie, casi ninguno tiene puerta, se caen a pedazos cuando cogen un bache… bueno, mil cosas, son encantadores, eso sí, pero en ir de un extremo a otro de la isla puedes tardar perfectamente una hora (apenas hay 30 kilómetros en realidad), por carreteras y caminos que más bien corresponden a casas de campo que a rutas turísticas… Una aventura!!!

El punto central del transporte es Valletta, de allí se pueden coger autobuses para todos los puntos turísticos interesantes, hay rutas de todo tipo. También es posible coger muchos desde Sliema, que es la ciudad donde se encuentran la mayoría de los hotele, y por supuesto hay autobuses turísticos tipo Hop on-Hop off, en los cuales te vas subiendo y bajando a tu antojo en los lugares interesantes, cuesta 15 euros y creo que es una buena opción para un día (yo no lo hice).

Autobús típico de Malta

Autobús típico de Malta

Por otro lado, también es posible moverse en barco, sobre todo para hacer tours turísticos alrededor de la isla y visitar diferentes puntos del entorno. Existen barcobuses que recorren varias rutas, la más conocida y habitual es la que une Sliema y Valletta, apenas tardan cinco minutos en recorrer la pequeña bahía y tiene un precio irrisorio (1 euro  más o menos).

Los precios de los transportes son muy baratos, tanto los autobuses (los trayectos más largos apenas superan el euro), y el barco es también muy barato. En contraste, el taxi tiene un precio caro, bueno, tal vez no caro, pero pensando en lo que cuesta el autobús, parece un abuso. Es necesario establecer el precio con el conductor antes de cogerlo, porque si no te estafan un poco, y la verdad es que no merecen la pena, para coger taxis mejor alquilar un coche.

Durante los próximos días hablaré de nuestros días en Malta, de lo que visitamos y de mis impresiones.

Anuncios

Publicado abril 21, 2009 por D.Ferrer en Vacaciones en Malta

Etiquetado con , , , , ,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: